Las inteligentes reglas (que se han hecho virales) con las que esta pareja evitó discusiones durante años

Las normas, escritas en la hoja de un cuaderno, las ha descubierto su hija más de una década después

1 Minuto de lectura

16 de Marzo 2020 / 08:19 CET

Pareja

Una pareja escribió, hace años, 11 reglas básicas que les han evitado discusiones todo este tiempo

© GTres

"Ahora entiendo por qué mis papás jamás pelean", así anunciaba Diana el extraordinario descubrimiento que acababa de realizar acerca de la convivencia de pareja de sus progenitores que tanto había influido a la vida familiar. Se trataba de la hoja de un cuaderno que ella y su novio habían encontrado entre los recuerdos de su padre y que contenía 11 reglas básicas para evitar discusiones; el papel le sorprendió tanto que le hizo una fotografía y la compartió en su perfil de Twitter.

Las normas son tan básicas y, a la vez, tan útiles que la imagen subida por Diana se ha hecho rápidamente viral y ya la han compartido más de 45.000 personas y otras 180.000 han interactuado con ella. "Nada de críticas" y "evitar los insultos" son las dos primeras premisas. Parece evidente, pero es el pilar sobre el que se sostiene el respeto mutuo, fundamental en una relación de pareja. "No buscar quién es el culpable" y obviar "las exageraciones" también resultan de gran ayuda en el día a día.

La quinta regla es imprescindible: "no incluir a terceras personas". Se sobreentiende que familiares que puedan interceder en favor de uno u otro en el transcurso de la discusión y que, claramente, puede empeorar la situación, haciendo que uno de los dos (o los dos) se enfurezcan más.

  

"No sacar cosas del pasado" y "no aprovecharse de las debilidades del otro" son directrices que este matrimonio también ha seguido, si bien para ellos era fundamental -y así dejaron constancia en esta hoja en el pasado- "terminar la pelea" y, en consecuencia, "no irse a dormir enojados".

Después de eso, viene la reconciliación, "mirarse a los ojos y tomarse de las manos para así terminar el problema" y lo fundamental: "recordar que lo más importante no es el tema de la pelea, sino nosotros". No cabe duda de que los padres de Diana se querían y supieron mantener, a lo largo de los años, una relación sana y estable gracias al amor y al respeto, pero también a su sabiduría.