LG V60 ThinQ 5G: un nuevo smartphone con doble pantalla

El nuevo teléfono de la marca surcoreana apuesta por el 5G y una pantalla supletoria

2 Minutos de lectura

14 de Marzo 2020 / 09:35 CET

lg-v60-thinq-5g

Así es el LG V60 5G de doble pantalla

© LG

LG no es uno de esos ‘top of mind’ en los que todo el mundo piensa cuando hablamos de smartphones y tampoco es que sea de las de las marcas más vendidas en cuanto a telefonía móvil. Por eso, cada nuevo modelo busca innovar al límite y situarse como una opción de compra para aquellos desencantados con lo más mainstream del mercado, véase Apple, Samsung, Huawei, Xiaomi o Microsoft. Ahora, con el nuevo V60 ThinQ 5G, la marca hace una apuesta por una tendencia y una tecnología futura.

La tendencia es la de la doble pantalla, que ya hemos visto en otros dispositivos como la Surface Duo de Microsoft o el Galaxy Z Flip de Samsung. ¿Quién sabe si esta tecnología se acaba imponiendo? Lo que nadie puede negar es que, por el momento, ya hay muchas compañías tecnológicas explorando las posibilidades de esta tecnología.

La tecnología del ‘futuro’ es el 5G. La red de datos más rápida que, sin embargo, aún está en un estado muy incipiente en cuanto a velocidad y cobertura dentro y fuera del hogar, tanto en España como en el resto del mundo occidental. Al margen de esto, ¿qué podemos encontrar en el nuevo V60?

Pantalla ¿dual?

El nuevo LG V60 es un dispositivo bastante peculiar. Y es que tendrá que ser el usuario el que decida si quiere anexar una segunda pantalla al terminal. Para ello, la compañía ofrece la LG Dual Screen, literalmente, una pantalla del mismo tamaño y diseño del LG V60. Esto permite, gracias a un accesorio que viene con la pantalla, que el usuario pueda conectar este periférico a su terminal.

En estas pantallas, tanto la original del teléfono como la accesoria, encontramos un panel P-OLED de 6,8 pulgadas con una resolución 2.460 x 1.080 megapíxeles y 395 puntos por pulgada. Para mover todos estos gráficos, el terminal cuenta con un procesador Snapdragon 865 y una GPU dedicada a los gráficos. Además, cuenta con 8 Gb de memoria RAM y 128 o 256 Gb de almacenamiento base que pueden ampliarse a través de una tarjeta SD.

Aunque donde LG ha realizado realmente el esfuerzo es en la batería del teléfono. 5.000 mAh que la convierten en una de las más potentes del mercado y que ofrece autonomía para que las dos pantallas funcionen sin problemas durante todo el día.

Triple cámara trasera

Como viene siendo habitual en los dispositivos móviles desde hace un par de años, la cámara trasera evoluciona hasta los tres objetivos, con resolución de hasta 64 megapíxeles en la cámara trasera y 10 en la cámara destinada a los selfies.

Pero sin duda lo mejor de esta cámara es que permite grabar vídeo hasta en resolución 8K. Otra de esas tecnologías que llegará más pronto que tarde a todos los televisores y con las que se puede obtener una calidad de vídeo realmente asombrosa. El terminal llegará, previsiblemente, a lo largo del mes de marzo aunque todavía no está confirmada la fecha oficial.