Confinadas 70.000 personas en Cataluña por el brote de coronavirus

Desde la pasada medianoche los vecinos de Igualada y otras tres localidades no pueden salir, una medida con la que las autoridades buscan contener el brote en la región

2 Minutos de lectura

13 de Marzo 2020 / 08:22 CET EFE

igualada1303-efe

Igualada, Vilanova del Camí, Santa Margarida de Montbui y Òdena permancen cerradas desde esta medianoche

© Efe

El Govern de la Generalitat ha ordenado el confinamiento de alrededor de 70.000 personas que residen en las localidades barcelonesas de Igualada, Vilanova del Camí, Santa Margarida de Montbui y Òdena para evitar la propagación del brote de coronavirus que afecta esta zona, que ya suma 58 contagios. Nadie podrá entrar ni salir de este perímetro, salvo quienes presten servicios básicos.

En las horas previas al cierre, se ha rstringido la movilidad pero se ha permitido la salida de las personas dentro del perímetro con residencia en el exterior -que deberán permanecer dentro-, así como el regreso de los residentes que se hallen en otras ciudades. El gobierno catalán se ha reunió el jueves por la tarde de forma extraordinaria para adoptar nuevas medidas encaminadas a frenar la propagación de la pandemia, entre las cuales figuran el confinamiento de estos cuatro municipios, donde ayer se constató un brote de coronavirus.

La consellera de Salud, Alba Vergés, subrayó que se garantizará el suministro de alimentos y otros productos, así como la prestación de servicios esenciales. "Como conciudadana de Igualada, quiero asegurar que si se toma esta medida es porque estamos firmemente convencidos de que es necesaria", ha destacado Vergés, que se ha emocionado en algún momento de su intervención, especialmente al final, cuando ha mandado un saludo a sus padres, su marido y sus dos hijos, que se hallan dentro de la zona de confinamiento.

Vecinos Coronavirus
Se trata de frenar la curva contagios©CordonPress

En caso de no obedecer al confinamiento decretado, la sanción prevista en la Ley de Protección Civil puede ascender hasta los 60.000 euros, según han informado fuentes del ejecutivo. El comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Eduard Sallent, ha informado de que el dispositivo policial destinado a este efecto constará de 106 agentes, que se subdividirán en tres grupos. El primero se ocupará del "control perimétrico", otro se dedicará a "asistir a la ciudadanía" y el tercero y último será para "acompañar" a efectivos de servicios básicos como la limpieza de calles o el abastecimiento de alimentos.

Dentro del perímetro de confinamiento, los ciudadanos sí que podrán moverse, pero desde el Govern se pide a las alrededor de 70.000 personas afectadas que minimicen su actividad para frenar cuanto antes la escalada de casos de coronavirus, que afecta especialmente al Hospital de Igualada.

Con 36 profesionales afectados y 200 más confinados preventivamente, Vergés ha admitido que la situación es "realmente muy compleja" y que para abordarla se están adoptando medidas como redirigir a algunos pacientes y reprogramar asistencias no prioritarias. Esta medida se suma a otras que ya ha anunciado la Generalitat catalana este jueves, como el cierre de todos los centros educativos y universidades a partir de mañana viernes.

Todo, con el objetivo de "bajar el ritmo" de la vida en la comunidad autónoma y "frenar la curva" de contagios por coronavirus.