Cómo elegir el portátil más adecuado para ti

Preguntas y respuestas ante la decisión de compra de un ordenador portátil

3 Minutos de lectura

13 de Marzo 2020 / 11:54 CET

portatiles

Hay que tener muchas cosas en cuenta a la hora de elegir un portátil

© Unsplash

Si estás a la caza de un nuevo portátil es posible que quedes algo desconcertado ante la enorme oferta que existe actualmente. Los hay hasta con pantalla plegable. La cantidad de opciones entre las que puedes elegir pueden provocarte una ansiedad similar a la del usuario de Netflix que se pasa horas navegando por el inmenso archivo de la plataforma de streaming sin ser capaz de elegir qué es lo que quiere ver. Por eso hemos decidido elaborar esta breve guía, para reducir rápidamente tus opciones planteándote una serie de preguntas que te servirán para orientarte a la hora de optar por un portátil sin temor a equivocarte.

¿Potencia o portabilidad?

Cada portátil oscila entre estos dos factores y sus configuraciones varían según dónde trazan esa línea. Una máquina más rápida y potente necesita componentes internos más grandes y más espacio para mantenerlos ventilados, lo que significa que terminará siendo más voluminosa, más pesada y consumirá más batería que otra menos ambiciosa.

En los últimos años, esta diferencia se ha ido reduciendo y hoy en día, procesadores y chips gráficos más que decentes tienen cabida en terminales cada vez más ligeros. Aún así, si quieres un portátil capaz de realizar las tareas más exigentes, el aumento de peso y tamaño van a ser inevitables.

El otro aspecto decisivo relacionado con la portabilidad es el tamaño de la pantalla. Deberás elegir entre las 11,6 pulgadas que ofrecen los modelos más pequeños y ligeros de Notebook y las 17,3’’ de los equipos más grandes, generalmente volcados en experiencias gaming o en convertirse en sustitutos ocasionales (o permanentes) de ordenadores de sobremesa. Las pantallas de entre 12 y 14 pulgadas suelen ofrecer el mejor equilibrio entre usabilidad y portabilidad.

¿Qué sistema operativo me conviene?

No es fácil elegir entre Windows, macOS y Chrome OS, porque cada uno de ellos tiene sus pros y sus contras. En última instancia, la mayoría solemos quedarnos con lo que ya conocemos, por aquello de no perdernos en las peculiaridades de un sistema operativo desconocido. Hay que quitarse miedos: todos son rápidos, fiables y más parecidos de lo que podría parecer en un principio.

Windows sigue siendo el más popular, lo que también significa que es el objetivo prioritario del malware y los virus que circulan por Internet. A cambio, como muchos fabricantes diferentes manufacturan dispositivos con Windows preinstalado, tendrás una gama más amplia de modelos entre los que elegir.

El macOS de Apple tiene la mejor reputación en cuanto a estabilidad y seguridad, y viene acompañado por un buen paquete de software, desde aplicaciones de oficina hasta herramientas para componer y grabar música. Por contra, hay menor variedad de opciones entre las que elegir y los precios pueden resultar prohibitivos. También hay que plantearse los problemas de incompatibilidad con dispositivos que no son de Apple y el alto coste de las reparaciones en caso de avería.

Chrome OS es esencialmente el navegador web de Google convertido en sistema operativo, por lo que está algo limitado de partida. A su favor hay que decir que eso también significa mayor ligereza a la hora de navegar en la red y poca necesidad de mantenimiento. Existen muchos tipos de Chromebook con diferentes configuraciones y, por lo general, también tienen un precio bastante competitivo. Una buena opción para niños y estudiantes con presupuesto limitado.

¿Cuál va a ser su uso principal?

A todos nos gustaría tener un portátil que sea bueno en todo, pero llegado el momento hay que elegir según el uso que le queremos dar. Si buscamos un dispositivo que vaya fluido con programas exigentes y pueda correr juegos sin problemas, necesitaremos un procesador potente (AMD Ryzen 7 o Intel Core i7-9700K como configuración básica), al menos 12 GB de RAM y una unidad de disco duro sólido (SSD) de 512 GB como mínimo. La duración de las baterías oscila mucho entre unos modelos y otros, pero menos de 8 horas puede resultar incómodo. Los precios también varían ostensiblemente, pero puedes encontrar este tipo de equipos a partir de 700-800 €.

Por contra, si lo que buscamos es un portátil para tareas básicas (consultar el correo electrónico, navegar por Internet y ver películas o series), será más que suficiente con los modelos que pueden encontrarse por menos de 300 € en las principales tiendas físicas y online.

¿Son útiles los 2 en 1?

Estos dispositivos híbridos con pantalla táctil permiten cambiar entre el modo tradicional, el modo tableta y otras posiciones intermedias. Los 2 en 1 generalmente se diferencian en dos categorías diferentes: desmontables, con pantallas que se desprenden completamente del teclado, y flexibles, con bisagras que se doblan 360 grados para cambiar de modo. Pueden ser muy útiles, pero por lo general son equipos caros que no ofrecen tanta potencia como los portátiles normales. La gama alta se puede ir por encima de los 2.000 €.