Microsoft Teams, Zoom o Google reaccionan al coronavirus regalando servicios para fomentar el teletrabajo

Promueven el uso de sus programas de comunicación online con ofertas y características especiales

2 Minutos de lectura

12 de Marzo 2020 / 15:28 CET

Microsoft-Teams

Las videoconferencias son uno de los servicios más valorados de Microsoft Teams

© Microsoft

A medida que el número de infecciones y muertes por el coronavirus aumenta, gobiernos, escuelas y empresas de todo el mundo están implementando medidas a marchas forzadas para frenar la propagación del virus, con el teletrabajo y las videoconferencias como herramientas fundamentales. En respuesta a esta creciente demanda, varias empresas especializadas en software relacionado con equipos de trabajo, como Microsoft, Zoom y Google, están ofreciendo algunos de sus productos y servicios de forma gratuita temporalmente.

Microsoft Teams experimentó un aumento del 500 por ciento en el uso de reuniones, llamadas y videoconferencias en China desde finales de enero, según un portavoz de la compañía. El uso de este software también aumentó considerablemente en Estados Unidos y Europa, y se espera que las reuniones de vídeo y audio sigan siendo los servicios más demandados en las próximas semanas.

Por eso, Microsoft ha decidido ofrecer su versión premium de Teams totalmente gratis durante seis meses, y ha levantado las restricciones de usuarios existentes en la versión gratuita. Por su parte, Google anunció la semana pasada que ofrecería sus funciones de videoconferencia empresarial -por ejemplo, reuniones de hasta 250 personas y la posibilidad de grabación- de forma gratuita a los clientes de G Suite y G Suite for Education hasta el 1 de julio.

A los que de momento les está costando reaccionar es a los responsables de Slack, una de las herramientas más utilizadas por pequeñas y medianas empresas. Y es que Slack siempre ha contado con una versión gratuita, aunque últimamente ha tratado aumentar la afluencia de nuevos usuarios ofreciendo seminarios web gratuitos con sesiones de preguntas y respuestas en directo, consultas por teléfono e información sobre las mejores prácticas de trabajo desde casa. En cualquier caso, su versión freemium sigue siendo atractiva: canales de chat públicos y privados ilimitados, uso compartido de archivos, 5 GB de almacenamiento y 10 integraciones de aplicaciones, además de llamadas de voz o video ilimitadas 1 a 1.

slack
Slack es una de las herramientas de teletrabajo más utilizadas por pequeñas y medianas empresas©Unsplash

Otros programas como Zoom, por ejemplo, han levantado los límites de tiempo en sus videollamadas para las versiones gratuitas en China y en los centros educativos de Japón, Italia y EE.UU., previa solicitud. En España de momento no hay confirmación oficial, pero todo apunta a que la compañía hará extensiva esta política a todos los países afectados por el COVID-19. "Realmente queremos hacer lo correcto. Además creemos que la oportunidad de que más gente se exponga a Zoom nos hará cosechar mayores beneficios en el futuro", aseguró Kelly Steckelberg, CEO de Zoom, a Yahoo News.

Es decir, que estas medidas tienen un carácter que no es únicamente solidario, sino que son vistas como una oportunidad para ganar posicionamiento en el mercado y promover el uso del teletrabajo una vez concluyan las restricciones provocadas por el coronavirus. De momento, en la caótica respuesta de las bolsas a la pandemia las acciones de la mayoría de estas compañías son de las pocas que han experimentado fuertes alzas.

Las descargas de estos programas y aplicaciones han crecido en las últimas semanas de forma exponencial y se espera que lo sigan haciendo a medida que las empresas implementen planes de teletrabajo para sus empleados. En Italia, por ejemplo, aplicaciones como Hangouts Meet o Classroom de Google fueron las más descargadas de todas las categorías la semana pasada, tanto en Android como en iOS.

Este crecimiento tan brusco de usuarios podría provocar “apagones” en algunos de los servicios, pero todas las compañías aseguran estar preparadas para aumentar la capacidad disponible y apoyar así a todos los clientes gratuitos nuevos y, por supuesto, también a los de pago. Esto es posible gracias a la dispersión de sus centros de datos y a los continuos tests a los que están sometidos sus equipos y redes de servidores.