El solidario mensaje de una joven que da una lección en medio de la crisis del coronavirus

Muchos padres y madres no tienen quien cuide de sus hijos tras el cierre de los colegios en Madrid y en ellos han pensado Camila y sus compañeras de piso

por Elena S. Bartolomé /


La crisis del coronavirus está marcando el día a día de España: supermercados con estanterías vacías, alumnos sin clase, bibliotecas y centros deportivos de algunas ciudades cerrados, empresas que mandan a sus empleados a casa a trabajar… Y en medio de este cierto caos surge la solidaridad espontánea de los ciudadanos: muchos jóvenes están echando una mano a aquellos que no tienen con quién dejar a sus niños y niñas.

MensajeCoronavirus1

Así ayudan a los que no tienen a nadie que cuide de sus pequeños (@CamilaPinheyro).


Camila es una estudiante de Relaciones Laborales de la Universidad Complutense de Madrid. Ella no tiene que ir estos días a la facultad porque la docencia ha sido suspendida para evitar el contagio del Covid-19. Una medida que se ha hecho extensible a guarderías y colegios generando un problema a muchas familias que, por diferentes razones, no se pueden quedar en casa con sus hijos.

En ellos pensaron esta joven y sus compañeras de piso para dar forma a una iniciativa muy aplaudida por las redes sociales: “¿Cómo teletrabajan las cajeras de supermercado? Cuando mis compañeras y yo nos enteramos de que iban a suspender las clases decidimos poner este cartel en el portal, ¿sigues la cadena?”. Algunos usuarios, incluso, han comentado que van a copiar la idea si cierran los colegios en sus localidades.

 


El cartel en cuestión, como se puede ver en las imágenes que acompañan a estas líneas, contiene un ofrecimiento desinteresado por parte de Camila y de sus amigas para cuidar a los más pequeños de su bloque: "Vecinos/as: si a vuestros niños les han suspendido las clases y no tenéis con quién dejarlos mientras vais a trabajar, pueden quedarse con nosotras". Una iniciativa que no ha sido única porque, como se observa en otro tweet, más jóvenes españoles han puesto su solidaridad al servicio del resto de ciudadanos para minimizar los daños de la crisis del coronavirus.