Corea del Norte confirma un nuevo ensayo de artillería de alto calibre supervisado por Kim Jong-un

La prueba, según el propio país, se ha realizado con el objetivo de revisar 'la capacidad de contraataque militar sorpresivo de los destacamentos de artillería de largo alcance en el frente'

1 Minuto de lectura

10 de Marzo 2020 / 16:45 CET EFE

misilcoreanorte-efe

Por las fotos que han difundido las agencias de información norcoreanas, el armamento utilizado serían varios cañones de gran calibre

© Efe

Corea del Norte confirmó este martes el "ejercicio de artillería de largo alcance" realizado el lunes, y señaló que el ensayo estuvo supervisado por el máximo líder del país, Kim Jong-un. La prueba, según la agencia de noticias norcoreana KCNA, tuvo como propósito revisar "la capacidad de contraataque militar sorpresivo de los destacamentos de artillería de largo alcance en el frente". La nota, sin embargo, no precisa qué tipo de armamento se utilizó ni dónde fueron los ejercicios castrenses, aunque en las fotos que acompañan la información se ven varias lanzaderas múltiples de cohetes y disparos con cañones de gran calibre.

Según informó este lunes el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur, el ensayo consistió en el lanzamiento de al menos tres proyectiles que fueron disparados desde la localidad oriental de Seondeok en dirección al Mar de Japón (Mar del Este para las dos Coreas). Los proyectiles recorrieron una distancia máxima de unos 200 kilómetros y alcanzaron un apogeo de 50 kilómetros, según las autoridades militares surcoreanas. La prueba del lunes fue la segunda en una semana tras el lanzamiento de varios proyectiles de corto alcance el 2 de marzo desde las cercanías de la ciudad de Wonsan, frente al Mar de Japón.

Esos dos lanzamientos recientes, según los expertos, parecen corresponder a lo que Pionyang ha venido probando desde agosto de 2019 y que los servicios de inteligencia han denominado KN-25. El KN-25 es un tipo de cohete de artillería disparado desde una plataforma móvil que carga cuatro tubos de lanzamiento. El primero de enero pasado el dictador norcoreano anunció que Corea del Norte está desarrollando una nueva "arma estratégica".

Pionyang realizó trece pruebas de armas en todo 2019, año que quedó marcado por la fracasada cumbre de Hanoi, en la que Washington consideró insuficiente la oferta de desarme norcoreana y se negó a levantar sus sanciones. Desde entonces las conversaciones sobre desnuclearización entre ambas partes permanecen atascadas.