La otra epidemia del coronavirus: la cancelación de ferias comerciales de gran calado económico

El Mobile World Congress de Barcelona y la ITB de Berlín, la mayor feria de turismo del mundo, son solo algunos de los importantes eventos de este tipo han sido cancelados a causa del temido brote

1 Minuto de lectura

09 de Marzo 2020 / 11:42 CET E.V.

Salón del Automóvil de Ginebra
La otra epidemia del coronavirus: la cancelación de ferias comerciales de gran calado económico © GettyImages

La primera feria internacional de renombre cancelada a causa del coronavirus fue el Mobile World Congress de Barcelona, que se debería haber celebrado entre el 24 y el 27 de febrero. Se llevó por delante 13.000 empleos y 500 millones de euros que, de manera directa e indirecta, se calculaba que iba a recibir la ciudad. Al Mobile han seguido otros eventos comerciales de este tipo, como la Feria Internacional de Turismo de Berlín y el Salón del Automóvil de Ginebra, ambas consideradas las más importantes del mundo en sus respectivos sectores.

Coronavirus
©Statista

El Mobile se suspendió a pesar del esfuerzo de sus organizadores, que habían implementado medidas de prevención contra el Covid-19 para proporcionar garantías sanitarias a los participantes que no se habían dado de baja en el evento.

Algo parecido ocurrió, semanas después, con la Feria Internacional de Turismo de Berlín (ITB por sus siglas en alemán), prevista del 4 al 8 de marzo. Al evento iban a acudir representantes de unas 10.000 empresas, procedentes de más de 180 países, y en los últimos días los organizadores aseguraron que se había dotado a la feria de personal sanitario extra por las precauciones relacionadas con el coronavirus.

El Salón del Automóvil de Ginebra, que debería estar teniendo lugar ahora (estaba programada del 5 al 15 de marzo) se canceló por las medidas tomadas por el Gobierno de Suiza para combatir la epidemia, en concreto, por una orden federal emitida el 28 de febrero que prohibía todos los eventos con más de mil personas precisamente hasta el 15 de marzo.

Otras, como las alemanas Feria Industrial de Hannover y ProWein (feria internacional del vino y de bebidas espirituosas) y la española Alimentaria han optado por aplazar su celebración con el objetivo de paliar los daños económicos de una cancelación.