Coronavirus: ¿son seguros los secadores de manos?

Hay estudios que señalan que estos aparatos pueden propagar patógenos, si bien otros aseguran que, con filtros, son más limpios que las toallitas de papel

1 Minuto de lectura

09 de Marzo 2020 / 11:18 CET

Lavarse las manos

Lavarse las manos es el mejor medio para no propagar el virus

© GettyImages

Lavarse las manos a menudo, cuidando de repasar cada dedo e invirtiendo el tiempo necesario. Es la recomendación más frecuente por parte de las autoridades sanitarias para evitar la expansión del coronavirus. Sin embargo, ¿cómo nos secamos? Está claro que es preciso secarse porque los virus proliferan en ambientes húmedos y que las toallas textiles pueden estar repletas de patógenesos, con lo que no son recomendables. Pero ¿qué sucede con los secadores de manos? ¿Son más seguros que las toallas de papel o menos?

La web estadounidense Wired recuerda que se trata de un viejo debate. En 1924, uno de los primeros modelos de estas características anunciaba precisamente su capacidad de "prevenir la extensión de las enfermedades infecciosas". Los aparatos más modernos zanajan el debate con la incorpración de filtros especiales y publicitan su supuestos beneficios.

No obstante, un estudio de 2018 publicado en la American Society of Microbiology reveló que los patógenos podrían "dispersarse por los edificios y depositarse en las manos con secadores de manos". Y en el caso de los que incorporan filtros, concluyó que pueden reducir la cantidad de bacterias "pero no eliminan el riesgo por completo". Asimismo, una revisión de 12 estudios previos realizada por la Clínica Mayo hace unos años concluyó que, desde el punto de vista higiénico, las toallitas de papel son la mejor opción.

coronavirusbarcelona-getty
Ya hay un millar de contagios en España©GettyImages

Existen, sin embargo, algunos estudios que defienden la posición contraria: el pasado mes de abril la marca Dyson financió una investigación cuyos resultados afirmaban que quienes se secaban las manos con su secador tenían menos bacterias... Es sí, en el estudio, los voluntarios movían lentamente sus manos bajo el chorro de aire durante un minuto. Y se hace especial hincapié en los filtros que incorporan sus modelos. Por supuesto, más allá de la herramienta que se utilice para el secado, la forma de emplearla también es importante... Eso, y tener en cuenta que, detrás del debate hay un mercado millonario que ahora, con el coronavirus, está más juego que nunca.