Módena convierte el agua en vino

La región es conocida por su producción de lambrusco, un líquido que llegó directamente desde la fábrica a las casas de algunos vecinos

1 Minuto de lectura

09 de Marzo 2020 / 11:07 CET

lambrusco1

La gente se puso servir vino directamente desde su grifo

© GTres

Cuando los habitantes de Castelvetro, un pueblo situado en Módena, abrieron los grifos de su casa no daban crédito a lo que estaba sucediendo. En lugar de agua, de ellos salía uno de los vinos más famosos de Italia: lambrusco. Un acontecimiento que no duró demasiado, pero que corrió como la pólvora por las redes sociales.

En la citada localidad se encuentra la bodega Cantina Settecani, donde se produce el Lambrusco Grasparossa. La clave de este episodio la encontramos en que esta empresa está conectada al suministro público de agua. Un fallo en forma de colapso en uno de los silos provocó que el vino acabase en las tuberías del acueducto. Al tener mayor presión que el agua, empezó a circular por donde no debía y terminó en las casas que están ubicadas en las inmediaciones de la bodega.

  

Unos 1.000 litros salieron por los grifos de los habitantes de Castelvetro, que no se lo pensaron dos veces: tal y como evidenciaron las redes sociales, empezaron a embotellar este lambrusco, famoso por su alta calidad. Y es que no todos los días llega directamente del silo hasta tu vivienda.

  

El fallo fue resuelto por los técnicos y las autoridades regionales, por su parte, se disculparon por lo sucedido. Lo cierto es que los afectados no parecían muy enfadados a tenor de sus respuestas: "Bien hecho, transformar el agua en vino no es algo para todos, ahora veamos qué podéis hacer con los panes y los peces". Incluso algunos se quejaron de que el problema duró muy poco.