Tres cámaras digitales para llevar tu afición a la fotografía a un nuevo nivel

¿No te conformas con la cámara de tu móvil? Aquí tienes tres de los mejores dispositivos fotográficos que hay en el mercado

por Ismael Marinero /


Cada día aparece un móvil nuevo con más sensores fotográficos, más megapíxeles y nuevos modos de capturar la realidad. Así, poco a poco, los smartphones han ido desplazando a las cámaras digitales, que, sin embargo, siguen siendo un filón para quienes están dispuestos a ir un paso más allá y lograr resultados semi-profesionales. Con eso en mente, presentamos una selección con algunas de las mejores opciones para principiantes en las tres categorías más relevantes: DLSR, sin espejo y compactas.

fotografia

La versatilidad es una de las claves a la hora de elegir una cámara digital (Unsplash)

Una réflex muy asequible para principiantes

Para los que siempre han querido introducirse en el mundo de la fotografía pero todavía no han dado el paso, la Nikon D3500 es una opción de lo más recomendable. Y es que los primeros compases a la hora de comprar una DSLR pueden ser bastante desalentadores, ya que implica la posibilidad de utilizar objetivos intercambiables, lo que supone un concepto completamente distinto de entender la fotografía.

Disponible por menos de 400 euros (incluyendo un kit básico de objetivos), la Nikon D3500 es una gran opción para cualquiera que busque dar los primeros pasos en la fotografía "de verdad". Tiene un innovador Modo Guía que explica paso a paso los fundamentos de la disciplina, pero también puedes dejar el modo automático y empezar a tirar fotos. En manos de un fotógrafo novato es el camino más fácil para obtener resultados decentes sin una curva de aprendizaje demasiado elevada.

RELACIONADO: Los mejores móviles para tus fotos veraniegas

Si quieres ponerte un poco más en serio, tienes la opción de invertir en una gran variedad de lentes diferentes, entre teleobjetivos y grandes angulares, además de otros accesorios como flashes y mandos a distancia. Uno de sus grandes puntos a favor, además de su sensor APS-C de 24,2 megapíxeles y un disparo continuo de 5 fps, es una batería de hasta 1550 disparos, lo que la convierte en una gran opción para viajes. Incluye conexión Bluetooth para enviar las fotos a tu smartphone fácilmente y así poder compartirlas.

Sin espejo, pero con una óptica de primera

Las cámaras sin espejo o compactas eran vistas como una alternativa a las DSLR, más pequeñas y ligeras que sus predecesoras. Eso solía implicar también una pérdida en la calidad de la imagen, pero ya no es el caso. De hecho, ahora son las que centran la estrategia de las principales marcas y las más deseadas también por fotógrafos profesionales, que ven en ellas la posibilidad de aligerar su equipo sin renunciar a nada. También son, por lo general, más adecuadas para la grabación de vídeo que sus “hermanas mayores”.

La Olympus OM-DE-M10 Mark III, con su aspecto retro, es un gran ejemplo de lo mucho que puede dar de sí una cámara sin espejo para un principiante. Su sensor de 16 megapíxeles puede parecer escaso, pero su motor de procesamiento mejorado es capaz de ofrecer imágenes mucho más definidas y ricas en matices que las de la mayoría de móviles del mercado, sobre todo en condiciones de poca luz.

Uno de sus puntos fuertes es la estabilización de 5 ejes, que te permitirá hacer fotos nítidas incluso en las condiciones más extremas. Las opciones de ajuste ofrecen variedad y sencillez de uso. Por ejemplo, la colección Art Filter tiene hasta 15 funciones diferentes para dar otro toque a tus imágenes, mientras el modo de fotografía avanzada es ideal para probar cuando cojas confianza.

La Mark III es capaz de grabar vídeos Full HD a 60 fps y 4K hasta 30 fps. Además, el modelo ofrece estabilización mecánica y digital en el modo 4K (la mayoría de las cámaras del mercado sólo pueden estabilizar cuando graban en 1080p). Antes de que te des cuenta estarás pensando en qué óptica será la siguiente que compres para explotar todas las posibilidades que ofrece.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

Una cámara ligera con excelente relación calidad-precio

Ya sea como complemento para una cámara réflex o como gran alternativa al móvil si no queremos preocuparnos por agotar la batería o llenar la memoria de nuestro smartphone, las cámaras compactas son muy útiles por su versatilidad y precio. La Canon PowerShot SX720 HS cumple todos los requisitos para obtener imágenes resultonas cuando lo que buscas es inmortalizar un recuerdo o hacer una foto en grupo sin preocuparte por nada más.

El cuerpo es muy delgado y manejable, algo bastante sorprendente teniendo en cuenta que en su interior esconde un zoom óptico de 40x (el digital se va hasta los 80 aumentos). Además, la función Advanced Zoom Framing Assist acerca o aleja el zoom automáticamente para componer la foto según el número de personas que estén en el encuadre.

Puedes meter la SX720 en el bolsillo, siempre y cuando no lleves unos vaqueros muy ajustados. Entre sus especificaciones más destacadas, cabe señalar su sensor CMOS de 20,3 MP, grabación de video Full HD, Wi-Fi y NFC incorporados. El modo manual es muy útil para sacarle todo el partido a una cámara que te salvará de más de un apuro y que, pese a tener ya algunos años, sigue estando entre las mejor valoradas en cuanto a su relación calidad-precio.