Las tarjetas abusivas que ha condenado el Tribunal Supremo

El concepto económico de 'revolving' aparece estos días en la prensa, en la televisión y en la radio y los expertos nos recomiendan alejarnos de él, pero ¿por qué?

por Elena S. Bartolomé /


Probablemente estos días hayas escuchado hablar de las tarjetas 'revolving'. Este método de pago ocupa las primeras líneas de la actualidad porque el Tribunal Supremo ha calificado de abusivos sus intereses. Tanto si eres uno de los afectados como si tienes alguna en el bolsillo, toma nota porque pueden acabar siendo peligrosas para tu economía.

tarjetas1

Las tarjetas revolving son una variante de las de crédito (Pixabay).


¿Qué es una tarjeta 'revolving'? Un método de pago que da al cliente la posibilidad de devolver el dinero que ha pedido aplazándolo en varias cuotas mensuales… aplicando los intereses correspondientes. El usuario puede elegir entre una cantidad fija o un porcentaje del crédito utilizado. Sea como sea, no se puede extinguir la deuda de una sola vez al mes siguiente y por lo tanto, el reintegro de dinero se hace muy lentamente.

Los intereses: la clave

Hasta aquí todo seguiría el cauce normal de este tipo de operaciones. ¿Dónde está, entonces, el problema? En los intereses que gravan la deuda pendiente: son extremadamente altos y pueden llegar a alcanzar el 27%. Por lo tanto, si la cuota mensual que hemos elegido es demasiado baja puede que ni siquiera los cubra y la deuda se empezará a acumular y a crecer mes a mes.

tarjetas2

Los altos intereses han sido la clave de todo (Pixabay).


La Asociación de Usuarios Financieros (Asufin) nos lo explica con un ejemplo para que lo entendamos mejor: si tenemos una deuda de 1.000 euros con una Tasa Anual Equivalente (TAE, que incluye el tipo de interés nominal, las comisiones y los gastos) del 25,61% y elegimos un plazo de 25 euros al mes, tardaremos seis años y diez meses en devolver el dinero que hemos pedido. Además, habremos pagado 1.031 euros en intereses.

El Banco de España tiene calculados el tipo de interés de las tarjetas de crédito y 'revolving': lo ha fijado en un 20%, aproximadamente. A pesar de estas directrices, la TAE estaba siendo del 25,2% para financiar compras y del 29,63% al disponer de efectivo en cajeros o en cuenta corriente, según Asufin. Cifras muy superiores que el Tribunal Supremo ha considerado abusivas.

El Tribunal Supremo lo considera usura

Al entrar en acción este órgano judicial se ha sentado jurisprudencia. La máxima voz del poder judicial en España ha calificado de abusivos los intereses pagados por una usuaria de una tarjeta revolving de WiZink: estaban en un 27% anual. La sentencia del Supremo considera que la referencia que se debe aplicar es la que calcula el Banco de España y, por ello, los magistrados han determinado que los contratos con intereses superiores al 20% serán usura.

tarjetas3

Los usuarios afectados podrán reclamar su dinero (Pixabay).


El Tribunal ha señalado que cuanto más elevado sea este índice, menos margen habrá para incrementar el precio de la operación de crédito sin incurrir en ese abuso. Y para ello, se ha basado en el artículo 1 de la Ley de Usura (1908), que determina como nulo cualquier contrato de préstamo, extensible a un crédito, en el que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y desproporcionado, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de una situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales.

¿Cómo reclamar?

Gracias a esta sentencia, los afectados por tarjetas revolving a los que se les aplicase un interés tan alto, tendrán derecho a reclamar las cantidades abonadas de más hasta la fecha. Para ello, tienen que reunir la documentación que sirva de prueba (el contrato firmado con la entidad y los cuadros de amortización de la tarjeta donde se reflejen todos los movimientos) y ponerse en contacto con el banco para solicitar las cantidades que correspondan. Después de interponer la reclamación extrajudicial, si el banco no responde o la contestación es negativa, el consumidor podrá recurrir a la vía judicial.