Borrell dice que se está utilizando como 'armas' a los migrantes en las fronteras

El político considera que 'en el contexto estratégico, no hay tiempo para la autocomplacencia en un mundo que cambia con rapidez'

2 Minutos de lectura

05 de Marzo 2020 / 08:44 CET EFE

Borrell

Borrel, representante de la UE para la Política Exterior, considera que los migrantes son 'utilizados como armas' (EFE).

© Efe

El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, ha asegurado que los migrantes son "utilizados como armas", en un momento en que se ha agravado la situación de las personas que huyen del conflicto sirio y tratan de entrar en la UE desde Turquía. Borrell abrió con esas palabras la sesión informal que celebran los ministros de Defensa de la UE en Zagreb, que se inició con una cena de trabajo en la Biblioteca Nacional y Universitaria de la capital croata, a la que también asistió el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

El político español calificó la sesión de trabajo como "intensa", en la que abordarán las prioridades de la UE en el ámbito militar y de seguridad. "En el contexto estratégico, no hay tiempo para la autocomplacencia en un mundo que cambia con rapidez", recalcó, y reconoció que a la hora de considerar los retos para este año "nadie tuvo en consideración el brote de coronavirus, por ejemplo, ni la gran crisis que ha emergido estos días en el Mediterráneo oriental". El jefe de la diplomacia comunitaria indicó que "vemos una competencia creciente entre grandes poderes, el multilateralismo se ve debilitado y la política de los poderes está de vuelta".

Además el político afirmó que afirmó que ven cómo la creciente inestabilidad y conflictos en el este y el sur, así como el cambio climático y los retos demográficos en la región pueden afectar a la UE. Se entrevistó este martes en Ankara junto al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en lo que calificó de reunión "franca y constructiva".

No obstante, Borrell dijo tras el encuentro que pidió a Ankara "que no se aliente un mayor movimiento de refugiados y migrantes hacia las fronteras de la UE" y criticó "acciones unilaterales" turcas que, a su juicio, no van a conducir a ninguna solución.

Turquía anunció el pasado viernes que dejaba el camino libre a los migrantes en su territorio para llegar a Europa y miles de ellos se encuentran ante las fronteras terrestres griegas, cerradas y vigiladas por la Policía y el Ejército de Grecia. Atenas ha acusado a Ankara de comportarse como un "traficante de personas", al transportar a estas a la frontera y alentarlas a cruzar.

La decisión de Ankara se produjo después de que 34 de sus soldados murieran en un bombardeo de las fuerzas sirias en Idlib, el último bastión donde milicias islamistas, apoyadas por Turquía, resisten al régimen de Bachar al Asad, respaldado por Rusia. Ankara ha presentado el cambio en su política migratoria como resultado del hartazgo por no recibir suficiente ayuda europea ni para atender a los refugiados ni para su campaña militar en Siria.