Melanie Perkins, la joven que convirtió su sueño universitario en una empresa valorada en millones de euros

Ideó el proyecto de negocio, junto a su novio, en el salón de la casa de su madre

2 Minutos de lectura

02 de Marzo 2020 / 08:28 CET

Melanie Perkins

Melanie Perkins es la cofundadora de Canva, una plataforma de diseño online valorada en más de 922 millones de euros

© Wikimedia Commons

Tan solo era una veinteañera cuando Melanie Perkins se plantó ante el poderoso inversor Bill Tai en Silicon Valley para intentar convencerle de que invirtiera en su proyecto de negocio: una plataforma de diseño online que ha resultado ser revolucionaria. La joven, que había viajado desde su Australia natal, consiguió su objetivo: convertir el sueño de su época universitaria en realidad y fundó Canva, una empresa presente actualmente en tres países y valorada en millones de euros.

Cuando aún estudiaba en la Universidad, a los 19 años, Perkins y su novio, Cliff Obrecht, daban clases de diseño a otros estudiantes. Les resultaba frustrante que el aprendizaje de lo más básico de los softwares más populares "podía llevarte todo un semestre", según explica en unas declaraciones recogidas por la cadena BBC. "Incluso las tareas más fáciles, como exportar un archivo PDF de alta calidad, podía requerir 22 clics”, comenta.

De ahí, que ella y Chris se pusieran manos a la obra para facilitar el trabajo de sus compañeros, muchos de ellos ajenos al diseño profesional. Fue en el salón de la casa de la madre de Melanie donde se fraguó la idea: "Me di cuenta de que en el futuro todo sería en línea y colaborativo y mucho, mucho más simple".

El germen fue Fusion Books, un sitio web que la pareja fundó para que otros estudiantes diseñaran sus anuarios de fin de curso. Fue todo un éxito y, aunque el proyecto sigue existiendo a día de hoy, reconvertido en empresa, no es más que el punto de partida.

Después, crearon Canva System con la ayuda de sus familiares, que les prestaron dinero para poder pagar a los ingenieros que desarrollaron el software. Una vez dados los primeros pasos, hacía falta ir más allá y Perkins dirigió su atención hacia Silicon Valley.

Melanie Perkins y Cliff Obrecht
Perkins fundó Canva junto a Cliff Obrecht, su novio de la Facultad que sigue siendo su pareja actualmente©Cliff Obrecht

Consiguió que la recibiera Bill Tai en Palo Alto (California, Estados Unidos). Para la cita, se preparó a conciencia y, como había leído que una técnica muy buena para impresionar a alguien era imitar su lenguaje corporal, no dudó en intentarlo.

Asegura que "fue bastante divertido". Tai "estaba sentado frente a mí, con su brazo detrás de la silla, comiendo su almuerzo", así que a ella no se le ocurrió otra cosa que hacer lo mismo. Se sentó, al igual que él, con el brazo tras la silla, mientras comía su almuerzo y pasaba las páginas de la presentación de su proyecto.

A pesar de que una gesticulación tan exagerada podría ser contraproducente, el empresario no se percató de que le estaba imitando y la exposición de la joven surtió efecto. La puso en contacto con otros inversores y él mismo aportó dinero a la start-up.

Hoy, Canva está valorada en 1.000 millones de dólares (más de 922 millones de euros) y tiene oficinas en Manila (Filipinas), San Francisco (Estados Unidos) y Sidney (Australia), donde tiene su sede. Melanie Perkins y Chris Obrecht, que continúan como pareja diez años después, siguen pilotando juntos su sueño universitario.