1. home
  2. /Noticias

Si hay una cuarentena que me impide ir a trabajar, ¿podré seguir cobrando mi salario?

Resolvemos las dudas que pueden surgir si el escenario empeora

1 Minuto de lectura
Por DIANA GARCÍA BUJARRABAL / TU OTRO DIARIO
laboral2802ed-getty

Ya hay más de 30 casos diagnosticados en España

© GettyImages

Aunque de momento nos encontramos en un primer escenario y las autoridades hacen llamientos continuos a la calma, lo cierto que muchas empresas se están preparando por si empeora la situación y se llegaran a decretar cuarentenas que impidan a los empleados acudir a su puesto de trabajo. ¿Qué sucedería en ese caso? ¿Se sigue cobrando el salario? ¿Hay que teletrabajar?

La Seguridad Social ha aclarado este viernes en un comunicado que los trabajadores en aislamiento preventivo por el virus se consideran en situación de incapacidad temporal (baja laboral) por enfermedad común. Sergio Herrero, abogado de Legálitas, aclara que, aunque no se tengan los síntomas ni se haya dado positivo en las pruebas, a efectos de la Seguridad Social es como si estuviésemos enfermos. "El Estado asume los salarios. No tendría coste laboral para la empresa, más allá de las cotizaciones de los trabajadores", explica.

Otra cosa es que estas medidas de aislamiento no sean adoptadas por las autoridades sanitarias, sino que sea la empresa la que decida tomarlas como medida preventiva. ¿Qué ocurre en ese caso? "Sería una suspensión del contrato a instancias de la empresa, que tendría que negociar un ERTE - Expediente de Regulación Temporal de Empleo". Es decir, el contrato de trabajo queda en suspenso durante un tiempo estipulado. Y explica: "Se trata de una causa de fuerza mayor no imputable al trabajador" que, por ello, "podrá cobrar el paro".

coronavirusbrasil-getty
Los aislamientos serán considerados como bajas laborales ©GettyImages

Herrero apunta a que en los casos en los que sea posible es preferible el teletrabajo. "Es una medida organizativa favorable para el trabajador porque en el paro siempre cobraría menos". Aunque subraya que "la empresa tendrá que poner los medios necesarios".

Para quienes voluntariamente quieran quedarse en casa durante esta crisis o bien tengan familia fuera y la quieran acompañar, existe también la opción de negociar un licencia temporal, una alternativa que "exonera del pago del salario, pero en la que el trabajador tiene la reserva del puesto de trabajo". Eso sí, aunque la empresa puede ser sensible, no tiene la obligación de aceptarlo, es una medida a negociar.