El primer ministro eslovaco, ingresado por una infección respiratoria y fiebre alta

La hospitalización de Peter Pellegrini ha hecho saltar las alarmas, dado que se tratan de síntomas compatibles con el coronavirus

1 Minuto de lectura

24 de Febrero 2020 / 00:00 CET E.V., TU OTRO DIARIO,

Peter Pellegrini

Peter Pellegrini, primer ministro de Eslovaquia, se encuentra hospitalizado por una infección respiratoria.

© GettyImages

El socialdemócrata Peter Pellegrini, primer mnistro de Eslovaquia, ingresó el pasado sábado en un hospital de Bratislava, la capital del país, por "problemas respiratorios y fiebre alta", tal y como ha informado su Gobierno en un comunicado oficial. Dado que se trata de síntomas compatibles con el coronavirus, han saltado las alarmas -en medio de la alarma mundial por el brote- acerca de la posibilidad de que esté afectado, pero no hay información oficial que haga pensar que se trata del Covid-19 y tampoco ha trascendido si está previsto que se le realicen las pruebas para descartarlo.

Él mismo explica en su perfil de Facebook, junto a una fotografía en la que se le puede ver en la cama hospitalaria, que ha estado dos semanas "luchando contra una fuerte infección", al tiempo que continuaba trabajando en un momento clave, dado que el próximo sábado hay elecciones generales en Eslovaquia.

"Como pueden ver, la salud me ha traicionado en el momento más inapropiado", ha comentado el dirigente. Ha tenido que cancelar su agenda oficial, a pesar de que se encuentra en plena campaña electoral y de que las encuestas auguran una gran derrota para su partido.

Pellegrini, en el hospital
El propio Pellegrini ha subido esta imagen a sus redes sociales, donde lamenta que la salud le ha 'traicionado'©Peter Pellegrini

Aunque los debates televisivos entre líderes de formaciones políticas son, en muchas ocasiones, determinantes de cara a una cita electoral, Pellegrini ni siquiera pudo acudir al previsto para este domingo.

Pellegrini sí asistió a la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea que se celebró el jueves y el viernes en Bruselas. Ese dato ha hecho que se especule con la necesidad de que, en caso de que se confirme que está afectado por coronavirus, el resto de mandatarios comunitarios deban permanecer en cuarentena al menos dos semanas.