La juez del caso Alcàsser quiere interrogar 27 años después al patrón del barco del que huyó Antonio Anglés

Ha emitido una orden europea de investigación para solicitar la colaboración de las autoridades del Reino Unido

por Tu otro diario /


Han pasado casi 27 años, pero crimen de las niñas de Alcàsser sigue estremeciendo. No solo sigue vivo el recuerdo de Miriam, Toñi y Desirée, las tres chicas de entre 14 y 15 años secuestradas y asesinadas aquel fatídico noviembre de 1992, sino que el proceso sigue abierto y las autoridades decididas a apresar al principal repsonsable, Antonio Anglés. Para ello, la juez ha pedido colaboración a Reino Unido y llamará a declarar al patrón del barco del que supuestamente huyó.

Antonio Anglés

Un cartel con fotografías de Antonio Anglés (EFE / Archivo)

La titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Alzira, encargado del caso Alcàsser, ha emitido una orden europea de investigación para solicitar oficialmente la colaboración de las autoridades británicas. Fuentes del Tribunal Superior de Justicia valenciano han confirmado a EFE que las diligencias de esa orden europea, dictada el pasado mes de noviembre, se están cumplimentado actualmente.

RELACIONADO: Hace unos meses aparecieron unos huesos que se están investigando

La requisitoria (orden de busca y captura internacional contra Antonio Anglés) sigue activa, por lo que "ha de investigarse cualquier dato novedoso que pueda contribuir a conocer su paradero y propiciar su detención", añaden desde el TSJCV.

cartelalcasser

Las tres chicas protagonizaron uno de los casos más tristes y recordados de la historia reciente de España.

Se sabe que el juzgado recibió un informe policial en el que se solicitaban nuevos interrogatorios a testigos y miembros de la tripulación del 'City of Palymouth', y el diario 'La Provincias' ha adelantado que, efectivamente, se piensa en interrogar nuevamente a Kenneth Farquharson Stevens, el hombre que gobernaba el mercante. Antonio Anglès se subió a este barco en Lisboa tras protagonizar una sonada huida. Allí viajaba como polizón hasta que lo descubrieron y lo metieron en un cuartucho del que, sin embargo, logró huir. 

RELACIONADO: Las claves y la gran incógnita del crimen de las niñas de Alcàsser

El barco emitió una alerta al descubrir que se había lanzado al mar y fue capturado por un avión francés que lo devolvió a bordo. Esta vez lo volvieron a encerrar bloqueando la ventana del camartoe con maderas. Sin embargo, cuando llegaron a puerto y las autoridades fueron a buscarlos ya no estaba dentro... Se sospecha que alguien tuvo que ayudarlo a huir.

El secuestro y asesinato de Miriam, Toñi y Desirée, las tres vecinas de Alcàsser (Valencia) de entre 14 y 15 años violadas y torturadas hasta la muerte por el prófugo Antonio Anglés y su compinche Miguel Ricart -en libertad desde 2013-, mantuvo en vilo a España durante más de dos meses, hasta que aparecieron sus cadáveres. Investigaciones posteriores han seguido la pista del posible paradero de Anglés, en caso de seguir vivo, o la confirmación de su muerte, que pudo haberse producido al arrojarse al mar desde el citado barco rumbo a Irlanda.