Así es el Xiaomi Mi10, uno de los teléfonos más esperados de 2020

El nuevo ‘flagship’ de la marca china ha tenido que retrasar su lanzamiento debido a la epidemia del coronavirus y la cancelación del MWC

2 Minutos de lectura

19 de Febrero 2020 / 12:10 CET ISMAEL MARINERO

Xiaomi Mi 10

Lo primero que sorprende del diseño del Mi10 y el Mi10 Pro es su gran tamaño, cercano a las 7 pulgadas (Xiaomi).

© Xiaomi

La cancelación del Mobile World Congress ha alterado la estrategia de muchas marcas, que tenían previsto anunciar durante el congreso sus terminales y dispositivos más ambiciosos. En el caso de Xiaomi, la expectación giraba en torno al Mi10 y el Mi10 Pro, sus nuevos buques insignia, que iba a presentar el 23 de febrero en Barcelona. Además, la alta demanda en el mercado chino ha agotado el stock de las primeras unidades que se pusieron a la venta, y lo ha hecho en tiempo récord, 55 segundos en el caso del Mi 10 Pro. La paralización de la industria China por la epidemia del coronavirus también ha afectado a la capacidad de la compañía para mantener la fecha de lanzamiento prevista en el resto del mundo, que ha sido retrasada indefinidamente.

Habrá que esperar algo más, por tanto, pero tampoco parece que se vaya a ir hasta la primavera. En en su perfil de Twitter, Xiaomi está aprovechando estos días para anunciar varias especificaciones que hacen del Mi10 su smartphone más potente hasta la fecha. Algunas de ellas le llevan a competir en la liga de los móviles de lujo , como los 108 MP de su sensor de fotografía principal o su procesador Qualcomm Snapdragon 865, capaz de batir en velocidad a un PC con procesador i7 de octava generación y especialmente pensado para la conectividad 5G.

Pero no todo está en el interior: por fuera sorprende su enorme tamaño, con su pantalla AMOLED de 6,67 pulgadas y 90 Hz, con una resolución de 2.340 x 1.080 píxeles. Como siempre, hay diferencias entre ambos modelos, ya que el Pro tiene más luminosidad, pero es algo que afecta a la mayoría de componentes. Esas diferencias se hacen especialmente patentes en las cuádruple cámara fotográfica, aunque ambos comparten el sensor principal de 108 MP. Mientras el Mi10 monta un gran angular de 13 MP, un macro de 2MP y un sensor de profundidad o bokeh de 2MP, el Mi10 Pro tiene un ultra gran angular de 20 MP, un sensor específico para retratos de 12 MP y un teleobjetivo de 8 MP con un zoom híbrido de 10 aumentos.

El vídeo es uno de los elementos en los que Xiaomi ha querido mejorar las prestaciones de anteriores modelos, como el Mi 9 o el Mi Note 10, con la posibilidad de grabar en 8K, y una estabilización óptica y digital muy mejorada para lograr resultados profesionales. Para almacenar clips de vídeo y fotografías tan grandes se necesita mucho espacio, por eso han decidido partir de un mínimo de 128 GB y un máximo de 512 GB, según el modelo, ambos con el estándar UFS 3.0 que permite mayor velocidad a la hora de mover y acceder a los archivos. En cuanto a la memoria RAM, las opciones están entre los 8 y los 12 GB, de nuevo con el estándar más veloz del mercado, el LPDDR5.

En lo único en lo que el Mi10 vence a su hermano mayor es en la capacidad de la batería, que se va a los 4.780 mAh frente a los 4.500 mAh del Pro. Ambos cuentan con carga inversa de 10 W e inalámbrica de 30 W, pero con conexión por cable el Pro la carga rápida se va hasta los 50 W, permitiendo una carga completa en unos 45 minutos, una de las más veloces actualmente.

Teniendo en cuenta su precio en China, la estimación en cuanto al coste de ambos modelos sigue en la línea de Xiaomi de centrarse en terminales con grandes prestaciones más asequibles que los de la competencia, sobre todo en comparación con el Samsung Galaxy S20, cuyo precio de partida es casi el doble que el del Mi10. Este oscilaría entre los 530 euros de su modelo básico y los 630 del más avanzado, mientras el Mi10 Pro estaría entre los 660 y los 800 euros. En cualquier caso, es uno de los pocos datos que faltan por confirmar y depende de varios factores, así que puede variar de aquí al lanzamiento.