El Congreso rechaza pedir el cese de Ábalos y una comisión de investigación

La moción presentada por el Partido Popular ha sido rechazada por 190 votos en contra, frente a 148 a favor del PP, Ciudadanos y Vox

2 Minutos de lectura

19 de Febrero 2020 / 10:38 CET EFE

Ábalos

El Congreso rechaza el cese de José Luis Ábalos por su encuentro con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez (EFE).

© Efe

El Congreso ha rechazado instar al Gobierno a cesar al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y abrir una comisión de investigación sobre su encuentro en Barajas con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez por considerar que el PP está "instrumentalizando" Venezuela para "desgastar al Gobierno". Así lo ha argumentado en nombre del PSOE el diputado Héctor Gómez, quien ha subrayado que la moción debatida este martes en el Congreso "no recoge ni una sola medida" para "aliviar la situación de Venezuela o atajar la crisis económica". La moción presentada por el PP ha sido rechazada por 190 votos en contra, frente a 148 a favor, éstos del PP, Ciudadanos y Vox.

"Ustedes instrumentalizan a un país como Venezuela para atacar; no les interesa Venezuela, lo único que persiguen es desgastar al Gobierno del PSOE", ha subrayado Gómez, quien ha recordado que tanto el presidente, Pedro Sánchez, como la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, han expresado su apoyo y reconocimiento al presidente encargado, Juan Guaidó. Gómez respondía así al diputado de Vox Víctor González quien ha señalado que "Venezuela es una tragedia y una advertencia de cómo un país próspero puede acabar depauperado" bajo un Gobierno "de socialistas, radicales y comunistas".

A favor de la moción también ha votado Ciudadanos argumentando que, a diferencia de lo que declaró el lunes la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, "a los españoles sí nos importa Venezuela", como "importa" que "España sea desleal con la UE, que legitime a un dictador o que no reconozca a Juan Guaidó como presidente legítimo". Por contra, para el diputado de IU Antonio Gómez Reino, la moción del PP demuestra su falta de interés por los problemas de los españoles, como los de los agricultores o el salario mínimo, y sólo plantean "cuestiones que no `preocupan especialmente a los españoles".

Parecido argumento ha utilizado el diputado de Junts per Cat Ferrán Bel, quien ha apuntado que "si contabilizan el tiempo dedicado a hablar de Venezuela es mucho más de lo que han dedicado a tratar asuntos de todos los territorios del Estado". Bel ha asegurado que su grupo no pedirá la dimisión de Ábalos pero tampoco ampara "el desastre y el cúmulo de impericias" que han caracterizado las explicaciones sobre el encuentro de Ábalos y Delcy Rodríguez en Barajas. También el portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha considerado que con este tipo de iniciativas "se está haciendo flaco favor a la causa democrática en Venezuela" ya que se está "poniendo en duda si se apoya o no a Juan Guaidó".

Tampoco la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, ha querido apoyar una moción en contra de un ministro y a favor de una comisión de investigación, aunque ha considerado que si, como argumenta el Gobierno, Ábalos "ha prestado un gran servicio a España, que lo digan en la comisión de secretos del Congreso". Todo lo demás, incluidas las distintas versiones facilitadas por el ministro de Fomento de su encuentro en Barajas "es tan patético, tan ridículo", empezando por el hecho de que para cualquier vuelo entre Latinoamérica y Asia "la escala natural es Tenerife" donde podría haber repostado y seguido viaje a Estambul.

De las intervenciones en contra de la moción del PP, la más dura y agresiva ha sido la de la diputada de ERC Marta Rosique quien ha acusado al PP de tener una "obsesión ideológica con Venezuela" y tratar a ese país "como una colonia". Además, Rosique ha recriminado a los populares que se atrevan "a hablar de derechos humanos los que asesinaron a 15 personas en el Tarajal, ustedes, los que desplegaron a 6.000 policías nacionales y guardias civiles" en Cataluña, palabras que ha retirado a petición de la presidenta del Congreso, Meritxel Batet.