¿Te puede multar un dron de la DGT? Sí… y no

Pegasus no es el único objeto volador con el que la DGT vigila si cumples con las normas de tráfico cuando circulas por la carretera. Tiene un pequeño ejército de drones que también pueden multarte.

por Elena S. Bartolomé /


A la hora de vigilar las carreteras y el correcto cumplimiento de las normas de circulación, la Dirección General de Tráfico (DGT) cuenta con diferentes instrumentos. El más conocido es Pegasus o los radares de velocidad que hay distribuidos a lo largo y ancho de nuestra geografía, pero hay más. Desde hace un tiempo, la DGT usa drones que vigilan el tráfico y desde hace poco tramitan multas.

dron1

Los drones de la DGT pueden multarnos desde hace un año, más o menos (DGT).


En 2019 los drones de la DGT pasaron de surcar los aires supervisando lo que ocurría en las carreteras a ampliar sus servicios. El primer escenario en el que comenzaron a tramitar multas fue en las Islas Canarias, pero no tardaron en dar el salto al resto de la Península. La Dirección General de Tráfico empezó su andadura con once de estos dispositivos, pero no tardó en pedir la licitación de veinte drones más.

El objetivo no es otro que ayudar tanto a la DGT como a la Guardia Civil a inspeccionar las carreteras secundarias. ¿La razón? Son las más peligrosas ya que son el escenario del mayor número de accidentes de tráfico con fallecidos. A esto hay que añadir la mayor presencia de colectivos vulnerables como los ciclistas, peatones y motoristas.

dron2

Los drones ayudan a vigilar las carreteras secundarias (DGT).


¿Cómo multa un dron de la DGT?

Los drones de la DGT no multan como lo hacen los radares fijos o los móviles, que nos sancionan directamente cuando perciben que hemos cometido una infracción como, por ejemplo, saltarnos el límite de velocidad en una determinada vía.

Estos dispositivos no tienen el equipamiento necesario para captar la velocidad de los vehículos que circulan por la carretera, pero sí cuentan con una cámara y con un registro de imágenes. Esto permite tener pruebas para, después, poner la multa y sancionar al conductor. Y por pruebas nos referimos a captar el número de matrícula e identificar al infractor.

dron3

Los drones tienen una autonomía breve y un campo de acción amplio (DGT).


¿Cómo funciona un dron de la DGT?

Los drones de la DGT tienen a su favor que es complicado verlos. Son dispositivos muy pequeños controlados por una patrulla terrestre que, normalmente, no está a la vista ya que no se ubican junto a la vía como un radar móvil.

Eso sí, su acción es limitada: sólo pueden vigilarnos durante 20 minutos, que es lo que dura su autonomía. Un tiempo limitado que compensan con su radio de acción ya que pueden funcionar a una altitud de hasta 120 metros.

Por lo tanto, si los comparamos con Pegasus lo cierto es que no son tan eficaces como él y no podemos darles un uso tan amplio. Pese a ello, son una herramienta perfecta para los controles y las campañas puntuales que la DGT pone en marcha para vigilar las carreteras españolas.