Asistentes virtuales: 4 trucos para configurarlos y sacarle todo el partido

Una serie de consejos para lograr que siempre te respondan lo que necesitas

2 Minutos de lectura

16 de Febrero 2020 / 09:08 CET JUAN ANTONIO MARÍN

altavoces-inteligentes-trucos

Una serie de dispositivos conectados (Unsplash).

© Unsplash

Los asistentes virtuales se han convertido en una de las tendencias tecnológicas que van ganando más espacio en las casas de miles de usuarios. Sin embargo, muchos quedan relegados en un rincón como meros altavoces musicales (y en eso en el mejor de los casos) por falta de uso. Por eso, hoy traemos algunos consejos para sacarles todo el partido y hacer que sean realmente el centro tecnológico del hogar.

"Ok, Google: Buenos días"

Una de las características más interesantes del asistente virtual de Google, ya sea el Google mini Home, el Google Home o el Google Nest HUB, es la de poder configurar determinadas rutinas para el momento del día que elijamos.

Por ejemplo, al decir “Ok, Google, Buenos días” el asistente lanzará su rutina tal y como hayamos indicado, mostrando entre otras cosas, información sobre el tiempo, las noticias más relevantes del día, el tráfico que hay hasta llegar al trabajo o la agenda del día.

Lo bueno que ofrece este asistente es que se puede programar de manera muy sencilla. Para ello tenemos que entrar en la app de Google Home > Rutinas > Gestionar rutinas. Ahí podremos configurar cualquier rutina que ya venga preestablecida o bien crear otras nuevas, como, por ejemplo, decirle que programe una temperatura de la calefacción para cuando lleguemos a casa o que reproduzca nuestra emisora de radio o disco favorito al llegar a casa.

Amazon Echo, el más versátil

Si Google Asistant se caracteriza por su alta compatibilidad con casi todos los gadgets y dispositivos del mercado, Amazon Echo tiene la gran virtud de ser uno de los asistentes más útiles.

Por ejemplo, una de sus funcionalidades es la de poder realizar llamadas entre dos usuarios de Amazon Echo. Para ello, basta con concederle acceso a nuestra agenda desde la aplicación y luego pedirle: “Alexa, llama a mamá” para que se realice la conexión.

Aunque la funcionalidad estrella de Alexa es su gran integración con Amazon, la tienda online más grande del mundo. Esto quiere decir que puedes dictarle la lista de la compra o pedirle que añada un producto a una lista ya creada. Como decíamos, el sistema es bastante inteligente y entiende expresiones como: “necesito comprar sopa” o “añade arroz a mi lista de la compra”. Después, puedes pedirle que lo añada a la cesta y comprar directamente desde el propio asistente.

HomePod, el preferido de los melómanos

Por último, terminamos con el HomePod, el asistente de Apple, que alberga en su interior a Siri. Este dispositivo está más enfocado en ser un altavoz inteligente, por eso está construido de manera que la música suena mucho mejor que en el resto de los aparatos. Por eso, lo mejor que se puede hacer es que reproduzca música y que nos hable de los artistas, ya que tiene una gran base de datos con información muy interesante.

Sin embargo, también podemos pedirle cualquier acción a Siri, si tenemos el resto de productos del ecosistema Apple, es muy sencillo. Acciones como añadir tareas a la agenda, tomar apuntes en la aplicación notas o programar temporizadores y calendarios.