¿Hashtag o no hashtag? El dilema de las etiquetas que sacude las redes sociales

Un debate que genera opiniones encontradas entre los expertos de las redes

por Juan Antonio Marín /


Uno de los mayores dilemas en el mundo de los influencers y las redes sociales es cómo hacer para promocionar el producto que tienen entre manos. Al fin y al cabo, cobran por hablar bien de una marca en concreto, pero si avisan a su público abiertamente de que están haciendo publicidad ¿se verá reducido el interés que sí tendría el artículo si hubiera decidido hablar bien de él sin ningún tipo de remuneración económica? Bienvenidos al dilema del hashtag #publicidad.

hashtag-redes-sociales-influencers

El símbolo universal del hashtag (Unsplash).

Y es que aunque el 64% de los influencers sí etiqueta como publicidad sus posts, existen muchos otros que no lo hacen por miedo a este problema. Así lo afirma una encuesta española realizada por agencia de marketing de influencers SamyRoad.

Lo primero ¿es legal?

Aunque el mundo de los influencers y de la publicidad en redes sociales es, ‘relativamente’, nuevo, en España sí que existe una regulación específica para todo tipo de anunciantes. El organismo independiente encargado de que esto se cumpla es Autocontrol, que vela porque los anunciantes cumplan los códigos de conducta publicitarios.

RELACIONADOInstagram prohíbe a los influencers promocionar cigarrillos electrónicos

Y es aquí donde saltan las alarmas, dado que Autocontrol ha emitido esta semana un dictamen en el que, por primera vez en España, se advierte a una instagrammer de que sus publicaciones vulneran la normativa por no informar a sus seguidores de que se trata de publicidad. 

Recomendación vs. Publicidad

Pero claro, ¿dónde se establece el límite entre una recomendación de un producto y el interés de que ese producto se venda más? Para Autocontrol, la línea roja la marca el artículo 13 de su código de conducta, que “las comunicaciones comerciales serán identificables como tales sea cual sea su forma, formato, o el medio utilizado… y esta debe ser fácilmente reconocible como una publicidad y, cuando sea necesario, etiquetada como tal”.

En otras palabras, que no se pueden hacer anuncios, sean por el medio que sean, sin informar al usuario de que lo son. El siguiente punto de disputa lo encontraríamos entonces en las influencers que deciden promocionar un producto porque les ha gustado, sin recibir remuneración económica por parte de la marca o sin que esta le haya encargado directamente que promocione su producto, lo que sí sería admisible a ojos de Autocontrol.

Un hashtag polémico

Aunque el uso de hashtag en redes sociales es de lo más común para que mucha más gente pueda acceder a un determinado contenido gracias a la etiqueta de una palabra muy buscada, la polémica llega a la hora de hablar de publicidad. ¿Realmente se pierde la credibilidad por usar muchos hashtags?

Lo que dice la estadística es que no, ya que el 64% de los influencers en España sí que utilizan este hashtag para sus publicaciones. Muchos de ellos, de hecho, utilizan hashtags -similares a los de Reino Unido (#ad, #sponsored...)- para indicar que las publicaciones son comerciales, dado que en contratos internacionales está claramente establecido como normativa interna.

En resumen, la medida es incómoda, pero se asume como necesaria. De hecho, la encuesta anteriormente citada preguntaba a los influencers sobre si el hecho de no identificar sus publicaciones como publicidad mediante hashtags puede molestar a sus seguidores. La respuesta mayoritaria ha sido que ‘no’ en un 61% de los casos.