El reencuentro gracias a la realidad virtual de una madre con su hija fallecida provoca un gran debate

Muchos se plantean si este uso de la tecnología es bueno y si se están traspasando límites éticos

por Ismael Marinero /


Jang Ji-sung perdió a la tercera de sus cuatro hijos cuando la pequeña Naeyon fue incapaz de superar la enfermedad rara que sufría, hemocromatosis, que provoca un exceso de hierro en el organismo. Tres años después, un equipo de la cadena coreana de televisión MBC, le propuso a Jang la posibilidad de volver a ver, oír y tocar a su hija gracias a la realidad virtual, para grabar un documental televisivo titulado 'Meeting You' sobre ese reencuentro.

VR

El programa 'Meeting You' propicia el reencuentro entre parientes en duelo y sus familiares fallecidos (MCB)

Es casi imposible no sentir un escalofrío cuando un avatar virtual pero muy realista de Nayeon aparece en la pantalla, corriendo hacia su madre diciendo: "Mamá, ¿dónde has estado? ¿Pensaste en mí?". Jang rompe a llorar mientras intenta tocar el rostro de su hija (“traté de cogerle la mano y acariciar su cara”, dijo en una entrevista posterior), algo que pudo sentir gracias a los guantes hápticos que convierten los gráficos generados por ordenador en sensaciones táctiles.

RELACIONADO: La realidad virtual del futuro: sin cables y capaz de modificar el mundo a nuestro alrededor

Además de hablar y darse la mano, celebraron el cumpleaños de Naeyon tomando sopa de algas, plato tradicional coreano para tales ocasiones. La niña virtual sopló las velas e incluso pidió un deseo: "Por favor, no dejes que mi padre fume... por favor, no dejes que mi madre llore". El encuentro termina con Nayeon acostada en la cama, leyendo a su madre una carta de despedida hasta que se queda dormida y acaba convirtiéndose en una mariposa.

Realidad virtual

La madre de la pequeña dijo que la experiencia le resultó muy feliz (MCB). 

Después de vivir un momento tan intenso, presenciado entre el público por su emocionada familia, Jang aseguró que, aunque el avatar no era completamente igual a su hija, sintió como si la estuviera viendo en este momento. “Tal vez sea un paraíso real”, añadió. “Me encontré de nuevo con Nayeon, que me llamó con una sonrisa. Fue un momento muy corto, pero muy feliz".

El equipo de producción tardó ocho meses en crear la simulación virtual, tanto de Nayeon como del entorno en el que se desenvuelve el encuentro, un parque al que solían ir a pasear madre e hija. Para ello, utilizaron tecnología motion capture, similar a la que se usa en videojuegos y películas, para grabar los movimientos de una niña actriz. Luego, ese modelo 3D en movimiento junto con fotos y vídeos de la niña, sirvieron para crear a la Nayeon virtual. La voz también fue recreada a partir de grabaciones que su familia entregó a los técnicos de MCB.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

La noticia ha reabierto el debate sobre los límites éticos de las nuevas tecnologías y sobre la conveniencia a nivel psicológico de este tipo de iniciativas. Hasta ahora, lo más parecido a este emotivo reencuentro familiar había tenido lugar en el cine, a través de la recreación de actores y actrices, como el caso de Carrie Fisher en El ascenso de Skywalker, o en escenarios de todo el mundo gracias a los hologramas de cantantes como Tupac Shakur, Michael Jackson o Maria Callas.

Nayeon

Reconstrucción virtual de Nayeon, la pequeña fallecida (MCB). 

La realidad virtual añade un punto más inquietante, ya que la interacción entre el mundo real y el virtual supera una barrera que hasta hace poco parecía imposible cruzar. Y no será la última vez: el programa televisivo coreano planea seguir emitiendo este tipo de reencuentros virtuales entre familias rotas por una pérdida y su pariente fallecido.