home/NOTICIAS

¿Tienes un coche de gasolina? Cuidado, estas son las averías más frecuentes

Si tu coche es de gasolina y no llevas su mantenimiento al día, podrías acabar en el taller antes de lo previsto. Te contamos cuáles son las averías más frecuentes de estos coches

2 Minutos de lectura

13 de Febrero 2020 / 00:00 CET

Taller

Un mantenimiento incorrecto nos llevará al taller antes de tiempo.

© Newspress

A ningún conductor le gusta tener que llevar su coche al taller. Se trata de una operación que puede desajustar nuestras cuentas o, incluso, hacernos un agujero si la visita está causada por un imprevisto. A esto, tenemos que añadir que lo normal es que nos quedemos sin nuestro medio de transporte particular con las incomodidades que eso puede llegar a generar. Teniendo esto presente, nunca está de más conocer los desperfectos que puede sufrir nuestro vehículo para prevenirlas y evitar este tipo de trances. Si en tu garaje hay un coche de gasolina, toma nota, estas son las averías más frecuentes que pueden sufrir.

Los inyectores

Precio: hasta 2.000 euros

Uno o más inyectores estropeados es una de las averías que los coches de gasolina sufren con más frecuencia. Lo notarás porque el comportamiento de tu vehículo no será el habitual.

Cuando percibas algo así, lo más probable es que se deba a dos razones: el inyector ha llegado al final de su vida útil o en los agujeros se ha acumulado más suciedad de lo normal y están atascados. Debido a esto, el motor no está recibiendo toda la gasolina que necesita porque el inyector no puede introducir la cantidad correcta de combustible.

Teniendo en cuenta que no es una avería barata, sobre todo si tienes que cambiar todos los inyectores, lo más aconsejable es que el coche no pase mucho tiempo parado y realizar un mantenimiento adecuado del filtro de gasolina.

Taller
VER GALERÍA
Con algunos cuidados, podemos mantener nuestro coche a punto.©Newspress

El catalizador y las bujías

Precio: 1.000 euros (catalizador) y 100 euros (bujías)

Si usas tu coche de gasolina para tu día a día, probablemente, los trayectos que realices sean cortos, tranquilos y por tu localidad. Este comportamiento, completamente lógico y normal, puede provocar una saturación en el catalizador y en las bujías. ¿Cómo evitarlo? Muy sencillo. De vez en cuando, haz un desplazamiento más largo y pisa el acelerador un poco… siempre sin sobrepasar los límites de velocidad.

Taller
VER GALERÍA
Hay algunas averías que se repiten con más frecuencia.©Newspress

La centralita

Precio: 1.000 euros

Terminamos con la centralita, la encargada de gestionar todas las operaciones electrónicas que son necesarias para que el coche funcione correctamente. Lo normal es que la centralita funcione correctamente a lo largo de toda la vida de tu coche de gasolina así que poco podemos hacer para mejorar sus cuidados. Si en algún momento te da problemas, normalmente, la solución será una reprogramación o una sustitución en el peor de los casos.

¿Cómo sabrás que está fallando la centralita? Uno de los indicadores que más se repiten son los tirones del coche, siempre y cuando no se haya encendido el testigo del fallo de motor. También puedes empezar a notar que el coche consume más y, por lo tanto, sube su nivel de emisiones sin razón aparente. Y, además, podrías tener problemas a la hora de superar la ITV con éxito.

tags: