home/NOTICIAS

Rachida Dati, la popular exministra de origen magrebí que podría ser la próxima alcaldesa de París

Conocida por una intensa vida personal y con fama de ambiciosa, sigue muy de cerca en las encuestas a Anne Hidalgo de cara a las elecciones municipales de marzo

2 Minutos de lectura

12 de Febrero 2020 / 00:00 CET

Rachida Dati

Rachida Dati es candidata a la alcaldía de París

© GettyImages

Hija de padre marroquí y madre argelina y la décima de once hermanos, Rachida Dati lleva años rompiendo moldes. Criada en un humilde barrio de Saint-Rémy, en la Borgoña francesa, ya en su adolescencia supo buscarse la vida, y desempeñó todo tipo de trabajos, desde limpiadora de una clínica a vendedora de cosméticos. Después, estudió derecho y, en 2002, conoció a Nicolas Sarkozy, de cuya mano se convirtió en la primera persona marroquí en ser titular de un Ministerio en Francia. Tras un par de lustros en un segundo plano, vuelve a situarse a la cabeza de la vida política y es una clara rival de Anne Hidalgo a la alcaldía de París.

Las elecciones municipales se celebrarán entre el 15 y el 22 de marzo (fechas de la primera y la segunda vuelta). Por el momento, las encuestas dan como ganadora a la actual alcaldesa, pero ha descendido su popularidad respecto a los anteriores comicios y le sigue muy de cerca Dati. A sus 54 años, recupera la fuerza de su época de ministra de Justicia.

Con fama, entonces, de ambiciosa, regresó al Ministerio a los cinco días de dar a luz, decisión que suscitó un gran debate en Francia y que se alimentó aún más con el misterio y las especulaciones en torno al padre del bebé, cuya identidad no quiso desvelar en un principio. Ese tema causó gran conmoción en su familia, extremadamente tradicional.

La maternidad le llegó cuando tenía 42 años. Esperó otros tres para llevar ante los tribunales al magnate Dominique Desseigne, a quien interpuso una demanda de paternidad. El millonario empresario negaba que la niña de la exministra (Dati dejó el cargo cinco meses después del nacimiento de la pequeña) fuera su hija. Tras un análisis de ADN, no le quedó más remedio que admitirlo y, desde entonces, le paga una pensión de 2.500 euros mensuales.

Rachida Dati
Dati, a su salida del hospital tras dar a luz a su hija, en enero de 2009©GTres

Su historia personal pasa por un matrimonio forzado que contrajo con tan solo 18 años y que empezó a intentar anular desde el día después de la boda. No lo consiguió hasta una década más tarde.

Todas las experiencias de su intensa vida le han servido para crecer profesionalmente. Durante su etapa como eurodiputada, fue miembro de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos Interiores, así como de la Delegación para las Relaciones con los Países del Magreb y de la Delegación en la Asamblea Parlamentaria de la Unión por el Mediterráneo. Es experta en seguridad nacional e internacional y, como tal, conoce profundamente el funcionamiento interno de las cárceles francesas y europeas.