Un juez abre diligencias contra la empresa del vertedero de Zalbidar (Bizkaia)

Se acusa a la empresa Verter Recycling 2000 SL de un presunto delito ambiental y laboral por el desprendimiento que ha provocado la desaparición de dos trabajadores

2 Minutos de lectura

11 de Febrero 2020 / 00:00 CET EFE

vertedero derrumbado

El gobierno vasco estudia personarse en la causa para exigir responsabilidades a la propietaria del vertedero

© Efe

Un juez instructor ha abierto este martes diligencias previas contra la empresa Verter Recycling 2000 SL, propietaria del vertedero derrumbado en Zaldibar (Bizkaia), en el que dos trabajadores permanecen sepultados desde el jueves, por un presunto delito ambiental y laboral. Así lo ha desvelado el portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka, durante la rueda posterior al Consejo de Gobierno en la que no ha ofrecido más datos sobre esta apertura de diligencias en relación a este desprendimiento que ha provocado la desaparición de dos trabajadores.

Erkoreka ha lamentado que la gestión que está haciendo esta empresa sobre el derrumbe, en relación con la administración pública vasca, es "manifiestamente mejorable" en los ámbitos medioambiental y laboral. por ello, ha apuntado que "lo más probable" es que el Gobierno Vasco se persone en la causa porque tiene "muchas alegaciones" que aportar y porque va a exigir responsabilidades a la propietaria del vertedero.

Las tareas para intentar localizar y rescatar los cuerpos de los dos operarios del vertedero, Alberto Sololuce y Joaquín Beltrán, permanecen suspendidas a la espera de que los técnicos certifiquen la seguridad del más de medio millón de toneladas de tierras y residuos industriales movilizados en el derrumbe, entre ellos materiales con el cancerígeno amianto, para autorizar la reanudación de las tareas.

Las familias de ambos empleados, vecinos de Markina y Zalla, respectivamente, han expresado su cansancio e indignación por cómo están transcurriendo las labores para localizar a sus allegados, así cómo por la escasa información que están recibiendo sobre las tareas de búsqueda, y han agregado que la pena inicial por el suceso se ha convertido en "rabia e impotencia". "Esto es una agonía para la familia; necesitamos ya el cuerpo, darle un funeral digno y acabar con esto", ha dicho Helene Alberdi, sobrina de Alberto Sololuze.

La preocupación de los vecinos de Zaldibar y de las cercanas Ermua y Eibar por la posible contaminación de sus aguas y aire como consecuencia del derrumbe se ha hecho patente también con concentraciones en sus respectivos municipios ayer lunes para exigir información sobre la situación medioambiental de los mismos.

Vertedero
Las labores de búsqueda de los dos trabajadores sepultados por el desprendimiento siguen suspendidas por la inestabilidad del terrero©Efe

El Departamento de Salud del Gobierno Vasco ha asegurado este martes que los vecinos de los municipios de Zaldibar, Eibar o Ermua pueden beber agua del grifo "con total seguridad", y que no se ha detectado presencia de amianto en el aire, aunque se van a reforzar los controles de la calidad del aire, con dos muestreos al día. Los análisis en el agua potable y el aire realizados por la Agencia Vasca de Medio Ambiente, en el entorno de Zaldibar (Bizkaia) han confirmado que tampoco existen riegos para la salud asociados al corrimiento de tierras.

Las autoridades encargadas de gestionar la crisis originada por el colapso de este vertedero están buscando otras instalaciones para llevar los residuos que se retiren del mismo. El Ayuntamiento de Zalla (Bizkaia) ha solicitado que se descarte el vertedero de la empresa Cespa ubicado en el barrio de Las Lagunas como opción para recoger los residuos de amianto que se han encontrado en el vertedero derrumbado en Zaldibar, al alegar la empresa que lo gestiona que actualmente no tiene personal capacitado ni medios técnicos para ello.

Erkoreka, por su parte, ha lamentado que la gestión que está haciendo del derrumbe la empresa propietaria del vertedero, en relación con la administración pública vasca, es "manifiestamente mejorable" en los ámbitos medioambiental y laboral. El Departamento vasco de Medio Ambiente ha ordenado este martes a la empresa Verter Recycling 2000 SL que remita, “en el plazo improrrogable de 7 días”, el avance de un plan de actuación para afrontar este suceso.

También se requiere a la empresa que, con "carácter inmediato" remita a esta área “toda la información histórica de que disponga sobre la estabilidad del vaso de vertido” de la instalación, así como la documentación del Plan de Vigilancia Ambiental de 2019, que en una situación ordinaria debía entregar antes del 31 de marzo, así como "cualquier otra documentación de interés en relación al incidente". "Si la empresa no opera de buen grado en el cumplimiento de estas exigencias legales se le instaría a una ejecución forzosa con los mecanismos y multas coercitivas correspondientes que están previstas en la ley", ha advertido Erkoreka.