1. home
  2. /Noticias

Consternación en Palencia tras la detención de una pareja por arrojar a su recién nacido al río

La pareja, una mujer de 23 años y un hombre de 29, confesó el crimen a los agentes de la Policía Nacional

2 Minutos de lectura
Por EFE
Río Carrión (Palencia)

Según su propia declaración, lanzaron al río Carrión en un paraje del término municipal palentino de Husillos, donde ha sido hallado

© EFE/A. Alvarez

Todo comenzó con la visita de la joven madre, una mujer de 23 años, a los servicios de salud: dijo haber dado a luz, pero que no sabía dóne estaba el bebé. Tras numerosas pesquisas y haber encontrado el cuerpo del recién nacido en el río Carrión, la Policía Nacional la ha detenido tanto a ella como a su pareja, un hombre de 29.

Las autoridades han informado del caso en un comunicado en el que explican que, sobre las diez de la noche de ayer, recibieron en el Centro de Mando Comunicación y Control (Cimacc-091) de la comisaría provincial una llamada del centro de salud La Puebla informando de que estaban atendiendo a la joven. Al comprobar su historial, vieron que hacía días había sido atendida en urgencias y se la había advertido de que podía tener un parto de riesgo.

Interrogada por la Policía Nacional, la joven declaró primero haber tirado al bebé a un contenedor en el Polígono Industrial de Palencia. Los agentes de policía iniciaron la búsqueda del mismo, al tiempo que se realizaban gestiones para paralizar la recogida de basuras en la zona, con la esperanza de localizar al bebé todavía con vida. La Policía Nacional, junto a efectivos de Policía Local y de los servicios de limpieza de la empresa Urbaser inspeccionaron más de 40 contenedores durante más de dos horas, sin resultado alguno.

A resultas de los exámenes médicos se descubrió que la joven no había dado a luz la noche antes, como había declarado, sino con varios días de anterioridad, así que los agentes la interrogaron de nuevo junto con su pareja. Entonces manifestaron que habían enterrado al bebé junto al Refugio, en el Monte el Viejo, por lo que ambos fueron trasladados a dicho paraje cercano a la capital palentina, aunque la búsqueda no dio ningún resultado.

Tras ser nuevamente interrogados por la Policía, la pareja manifestó que el parto se produjo el pasado 28 de enero, y que tras el mismo arrojaron al bebé al río Carrión, en un paraje cercano a Husillos, una localidad de unos 313 habitantes situada a unos doce kilómetros de la capital palentina. Tras desplazarse con la pareja al lugar donde decían haber depositado al bebé, la policía lo encontró en el fondo del río.

tags: