1. home
  2. /Noticias

Las palabras de David Gistau cuando nació su primer hijo que ahora resultan trascendentales

Aseguraba sentirse obligado a 'no morir demasiado pronto' para permanecer al lado del pequeño

2 Minutos de lectura
Por E.V.
David Gistau

David Gistau ha fallecido este domingo a los 49 años

© Captura de pantalla de Antena 3 Noticias

"Mi hijo no ha de ser lo que yo fui: un adolescente enfadado con el mundo porque se le murió el padre demasiado pronto". Palabras trascendentes (que se han tornado en proféticas) escritas en 2010 por el periodista David Gistau, fallecido este domingo a los 49 años tras sufrir, hace dos meses, una lesión cerebral. Las redactó para su columna de 'El Mundo' con motivo del nacimiento de Luca, el primero de sus cuatro hijos, acontecimiento vital que, según reconocía, le había cambiado.

"Lo que pido es tiempo para acompañarle al menos un trecho largo de su camino vital, como espectador y como cómplice", decía en el texto que ha vuelto a publicar este lunes el periódico para el que trabajaba. Sentía "admiración anticipada por el espectáculo que" iba a ser la "juventud" de Luca, al que se imaginaba como un futuro "un hombre con código" y como "a un tipo que vivirá con gozo", confesaba, "sabiendo que cualquier rescate estará a tan sólo una llamada de teléfono".

Por desgracia, él ya no podrá estar al otro lado del teléfono. El "hondísimo instinto de protección" que sintió al convertirse en padre le hizo acordarse aún más, si cabe, de su progenitor, a quien le dedicó otra columna en 2012, cuando cumplió los 42, la edad a la que murió el hombre. "Yo soy más viejo que él", decía, "y todavía me parece que todo está empezando".

"Me he convertido en el partido de vuelta de mi padre contra la vida", subrayaba. Se veía "joven y vital, con dos niños saltando en la cama". Después, tendría dos pequeños más, y con ellos se repetirían sentimientos y sensaciones.

David Gistau
Gistau escribió en 2010 una columna para 'El Mundo' sobre el nacimiento de su primer hijo y hablaba de la necesidad de vivir muchos años por estar a su lado©EuropaPress

Volviendo al texto que escribió tras la llegada a este mundo de su primer hijo, sus palabras resultan ahora demoledoras: "Por primera vez en mi vida, temo morir", titulaba la última parte del relato. "Me siento obligado a permanecer aquí al menos 25 años más, los que él pueda necesitarme, y en eso no quiero fallarle".

No le ha fallado, ni a Luca ni a sus otros tres hijos. En él (en ellos) veía "un yo sin estropear" y, a pesar de que aquello que "estaba empezando" parece haberse acabado, continúa su curso y David Gistau, en cierta manera, ya lo supo ver hace ahora diez años: "No me importa sentir que para mí ya es tarde para muchas cosas, porque las hará él y, por delegación, las haré a través de él".