'Mujeres en la historia': Concepción Arenal, doscientos años de una pionera del feminismo

Comprometida con los más débiles, apostó por la educación de las mujeres y la reinserción de las reas, y ella misma se hizo pasar por un hombre para poder estudiar Derecho

por Daniel Arveras /


El pasado 31 de enero se cumplieron doscientos años del nacimiento de doña Concepción Arenal (Ferrol, 1820- Vigo, 1893) y un 4 de febrero de hace 127 años fallecía en su Galicia natal. Dos fechas cercanas en el calendario que me hacen echar una mirada a una mujer del siglo XIX que dedicó buena parte de su vida a tratar de mejorar la sociedad de su tiempo, denunciando las desigualdades y apoyando a los más desfavorecidos, en especial a las mujeres. Una pionera del femenismo, católica y liberal, comprometida con los más débiles.

Escultura de Concepción Arenal

Escultura de Concepción Arenal realizada por Xosé Cid y ubicada en el barrio de Esteiro de Ferrol (Daniel Arveras)

Sin duda, Concepción Arenal merece ser mucho más tenida en cuenta a la hora de buscar referentes. ¿Referentes? ¿De qué? Pues de lo que ya les he avanzado: una mujer que en pleno siglo XIX alcanzó una cultura notable, estudió Derecho camuflada bajo ropajes y aspecto varonil, escribió numerosas obras, artículos, reflexiones y trabajos, fue visitadora de prisiones, en especial de mujeres, la mayoría de ellas abandonadas y maltratadas en su cautiverio, para llevarles algo de calor, comprensión, ayuda, y denunciar las condiciones pésimas que padecían en aquél tiempo. 

RELACIONADO: Otra ilustre pionera, María Isidra Quintana de Guzmán y de la Cerda, 'la Doctora de Alcalá'

La figura de su padre, militar fuertemente comprometido con la causa liberal bajo el reinado del infame Fernando VII, la marcó desde niña, pese a que con tan solo nueve años de edad lo perdió para siempre. Su madre, más conservadora y muy religiosa, trató en vano de que su hija no se alejara del modelo de mujer tradicional, dueña de su casa y sin una significativa participación activa en la vida política y social de aquél tiempo.

Pero Concepción desde pequeña tuvo claro que debía leer y estudiar para tratar de comprender mejor la sociedad en la que vivía. De hecho, buscó fuentes de conocimiento e inspiración para tratar de cambiar ese mundo injusto que se cebaba con los más débiles, en especial con las mujeres más desfavorecidas. Lo hizo siempre desde una concepción cristiana y moderna, en la que las mujeres debían tomar las riendas de su destino y para ello la Educación era fundamental. Todas ellas, incluido las presas, merecían una segunda oportunidad pese a lo que hubieran hecho con anterioridad. La cárcel debía servir también para reinsertar.

En la Universidad Central de Madid cortó su cabello y vistió con ropas de varón para poder asistir a clases de Derecho, aunque fuera como oyente por no poder matricularse de manera oficial dada su condición femenina.

Allí conocería a su primer marido, Fernando García Carrasco, con quien se unió intelectualmente y compartió tertulias políticas y literarias, foros de debate fundamentalmente de hombres en el que ella era la única excepción. Junto a su esposo colaboró activamente en "La Iberia", escribiendo diversos artículos.

Concepción Arenal

Arenal luchó para que las mujeres tomaran las riendas de su destino y recibieran educación (Daniel Arveras)

Su vida se movió entre Galicia, Cantabria y Madrid. En la década de 1850 comenzó a colaborar con las Conferencias de San Vicente de Paul, organización caritativa católica y laica. De aquellos años es su ensayo "La Beneficiencia, la Filontropía y la Caridad", premiado por la Academia de Ciencias Morales y Políticas, primera vez que esta institución reconocía el trabajo de una mujer.

RELACIONADO: Todos los artículos de la serie 'Mujeres en la Historia'

Católica y liberal, trató siempre de ayudar a los más débiles y dejó profundas reflexiones muy modernas para su tiempo. Ahora que parece que el feminismo es cosa de hace dos días, merece la pena echar la vista atrás y repasar la trayectoria, textos y pensamientos de Concepción Arenal.

Muchas frases -en apariencia sencillas pero con una carga social y espiritual muy profundas- dejó para la posteridad. Aquí comparto tres de mis preferidas...

"Abrid escuelas y se cerrarán cárceles"

"El amor vive más de lo que da que de lo que recibe"

"Sustituir el amor propio con el amor de los demás, es cambiar un insufrible tirano por un buen amigo"

Me alegra saber que la Biblioteca Nacional de España le dedicará una exposición a partir del mes de julio en este año 2020, en el que se cumple el bicentenario del nacimiento de esta ferrolana ilustre. Prometo no perdérmela... Pese a su intensa vida, obras, conciencia social y aporte al feminismo, continúa siendo una gran desconocida para muchos. 

Su ciudad natal le dedicó en 1984 la contundente escultura de piedra que ilustra el presente artículo, obra del orensano Xosé Cid y ubicada en el barrio de Esteiro. Sólida y sobria, como habrán podido comprobar, el único adorno nada casual que acompaña su figura es un libro que lleva en su mano...

Ahora han instalado una placa en la casa donde nació y he leido que el gobierno local estudia cambiar el nombre de la plaza de Armas de Ferrol -desde hace mucho tiempo en obras- por el de Concepción Arenal y trasladar su estatua a este enclave cuando concluya la remodelación de esta céntrica plaza.

No sé si lo llevarán finalmente a cabo, pero no sería excesivo este nuevo homenaje y recuerdo a tan insigne mujer...

Daniel Arveras es periodista y escritor. Su último libro es "Conquistadores olvidados. Personajes y hechos de la epopeya de las Indias".