Al menos 17 civiles muertos por ataques rusos y sirios en Idlib

Idlib y el oeste de Alepo están dominados por el Organismo de Liberación del Levante, una alianza islamista en la que está incluida la exfilial siria de Al Qaeda

por EFE /


Al menos 17 civiles han muerto, entre ellos 10 en un bombardeo ruso lanzado este jueves en la ciudad de Idlib, en un momento en el que las tropas sirias avanzan para controlar el último bastión opositor en el país, informaron una ONG y un cuerpo de rescate. "Diez civiles, incluyendo personal de ambulancia, murieron y otros tres resultaron heridos el jueves por la noche cuando los aviones de guerra rusos tuvieron como objetivo la zona este de las afueras de la ciudad" de Idlib, afirmó la Defensa Civil siria, conocidos como los cascos blancos, cuerpo de rescate que opera en zonas que escapan al control de Damasco.

Conflicto

Han muerto 17 civiles este jueves en Idlib (EFE).

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos apuntó que entre los muertos en la ciudad de Idlib por ese bombardeo hay dos niños, y añadió que anteriormente otro civil había perecido por artillería de las tropas sirias. La ONG, cuya sede se encuentra en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno, indicó que con esos fallecidos aumentaba a 17 la cifra de muertes, entre ellos 4 por un ataque terrestre en el oeste de Alepo, otro por un ataque ruso en el norte de esa localidad y un niño falleció en Taftanaz, en el este de Idlib.

RELACIONADO: Siria reta a Turquía y continúa el avance en Idlib pese a amenazas de Erdogan

La ciudad de Idlib es la capital de la provincia homónima y la más poblada, en la que están atrapadas por el conflicto tres millones de personas, según estima la ONU. A la ciudad se acercan las tropas sirias con la cobertura de su aliada Rusia y ya estarían a 7 kilómetros de los accesos a la urbe, según ha manifestado una fuente militar siria a Efe. Entretanto, las tropas sirias han penetrado en la ciudad de Saraqeb, al este de Idlib y de estratégica importancia debido a que se emplaza en dos de las vías de comunicación más importantes en el país.

RELACIONADO: Intensos combates en el este del último bastión rebelde de Siria pese a la tregua

Las hostilidades en el noroeste de Siria han provocado que desde el 1 de diciembre se hayan desplazado 590.000 personas del sur de Idlib y oeste de Alepo, según la ONU. Idlib y el oeste de Alepo están prácticamente dominados por el Organismo de Liberación del Levante, una alianza islamista en la que está incluida la exfilial siria de Al Qaeda, a la que Moscú y Damasco considera "terrorista".