Rakuten Mini, un smartphone diminuto y asequible

La marca japonesa se estrena con el móvil "más pequeño y ligero" del mercado

2 Minutos de lectura

07 de Febrero 2020 / 00:00 CET

Rakuten-Mini

El tamaño y la ligereza del Rakuten Mini permiten llevarlo casi sin darse cuenta

© Rakuten

Los hay plegables, de doble pantalla, algunos todavía conservan el teclado físico, la mayoría tienen un tamaño que requiere utilizar las dos manos… pero hasta hace poco no existían los móviles táctiles más pequeños que la palma de una mano. Por eso, en los tiempos de smartphones cercanos a las 7 pulgadas, sorprende el anuncio de Rakuten, operadora de telefonía en Japón y gigante del comercio electrónico que va a lanzar su primer modelo de smartphone, el terminal "más pequeño y ligero del mundo".

El Rakuten Mini es toda una rareza, sólo comparable en el mercado actual al móvil que presentó Palm en 2018 y que era incluso más pequeño. De momento, el primer smartphone de Rakuten sólo está disponible en Japón y, pese a su diminuto tamaño y las 3,6 pulgadas de la pantalla TFT, tiene unas especificaciones nada desdeñables para un gama baja: 1280 x 720 de resolución HD, procesador Qualcomm Snapdragon 439, 3GB de memoria RAM, 32GB de espacio interno y reconocimiento facial para desbloquearlo.

El terminal, disponible en tres colores (blanco, rojo y negro), viene con Android 9.0 preinstalado, y cuenta con una única cámara trasera de 16 MP y una delantera de 5 MP. En cuanto a las conexiones, dispone de puerto USB-C y el clásico jack para los auriculares. Como gran novedad, no necesita tarjeta SIM física, ya que funciona con eSIM o SIM virtual, que según la mayoría de operadores de telefonía será lo habitual en un futuro muy cercano.

Así, el espacio que suele ocupar la ranura de la tarjeta SIM lo utilizan otros componentes, lo que supone un considerable ahorro de espacio que permite guardar el móvil hasta en la cartera. En total, el terminal no llega a los 80 gramos de peso, el equivalente a lo que pesa una manzana. Y si el modelo de Palm del que hablábamos antes se presentaba como un móvil secundario o complementario, el Rakuten Mini aspira a ser lo suficientemente potente como para cumplir con las tareas habituales y utilizar las apps más comunes.

El gran inconveniente de un móvil de tamaño tan reducido es la capacidad de la batería. Incluye una batería de 1250 mAh, aunque la optimización del uso de la energía es lo bastante avanzada como para que el dispositivo aguante hasta 15 horas por cada carga con un uso normal. Su precio está en torno a los 160 euros, lo que lo hace suficientemente atractivo para quien busque un móvil discreto y fácil de guardar en cualquier parte.

Si entra en alguna categoría, es en la de los móviles que proponen formatos, características o diseños alternativos a los modelos rectangulares y de gran tamaño que han acabado imponiéndose como estándar. Hablamos del Fairphone 3 o de Project Gem, terminales que apuestan por dar una vuelta de tuerca a los planteamientos que imponen las grandes marcas de móviles. El Rakuten Mini también puede ser visto como un regreso a las sabias lecciones del pasado, cuando Nokia y Ericsson lanzaban dispositivos que cabían perfectamente en el bolsillo y que se manejaban con soltura con una sola mano. Ya lo decía el arquitecto y diseñador Mies Van der Rohe: menos es más.