¿Cómo circular en un patinete eléctrico? Esto es lo que dice la DGT

En España hay más de 20.000 patinetes eléctricos, que se concentran en las principales ciudades españolas. A falta de una ley nacional, la DGT ha publicado una serie de normas para circular con ellos.

por Elena S. Bartolomé /


A la hora de movernos por la ciudad, las opciones del mundo del motor no paran de crecer. Los últimos en llegar han sido los patinetes eléctricos. Son más económicos que las bicicletas y mucho más que las motos o los coches. Sortean atascos, son fáciles de llevar, transportar y guardar y, además, son eléctricos, por lo que las restricciones no les afectan. No es de extrañar, por tanto, que sus usuarios hayan crecido tanto que las normativas se hayan tenido que actualizar para regularlos. Esto es lo que dice la Dirección General de Tráfico sobre como circular en un patinete eléctrico.

Patinete1

España está viviendo un auge de los patinetes eléctricos (Newspress).


Según información facilitada por el RACE, en España ya circulan más de 20.000 Vehículos de Movilidad Personal (VMP) y la mayoría son patinetes eléctricos. Una cifra que va en aumento a nivel particular, en flotas de empresas y hasta en los ayuntamientos.

Como decíamos, su llegada fue toda una novedad y no existía una legislación que lo regulase a nivel estatal. Mientras llega el Real Decreto sobre Vehículos de Movilidad Personal (VMP), la DGT ha publicado una instrucción para usuarios, ayuntamientos y agentes de la autoridad… que se combina con las ordenanzas aprobadas por algunos consistorios como el de Madrid, Barcelona o Valencia.

Patinete2

Para poder usar un patinete sólo necesitas tu móvil (Newspress).


La normativa de la DGT

Según la Dirección General de Tráfico, un patinete “es un vehículo de una o más ruedas dotado de una única plaza y propulsado exclusivamente por motores eléctricos que pueden proporcionar al vehículo una velocidad máxima por diseño comprendida entre los 6 y los 25 km/h”.

Por lo tanto, están excluidos los vehículos sin sistema de auto-equilibrio y con sillín, los que han sido concebidos para competición, los destinados a personas con movilidad reducida y aquellos incluidos en el ámbito del Reglamento de la UE: patinetes con asiento, ciclo de motor, ciclomotores de dos ruedas, etc.

¿Qué se necesita para circular en patinete?

La DGT nos especifica que para circular en patinete eléctrico no se necesita autorización administrativa, ni la de conducir y, además, tampoco es necesario seguro obligatorio a nivel particular. Por lo tanto, en caso de cometer alguna infracción, no nos quitarán puntos del carnet.

Patinete3

Son vehículos fáciles de llevar y transportar (Newspress).


Las sanciones

La Dirección General de Tráfico ha estipulado algunos comportamientos que provocarán sanciones para los usuarios de los patinetes eléctricos. Además, si cualquiera de las infracciones las comete un usuario menor de 18 años, serán los padres o tutores los que respondan solidariamente por el menor.

  • Circular bajo los efectos del alcohol o de las drogas: la multa económica oscilará entre 500 y 1000 euros en función de la tasa de alcohol; sin embargo, en el caso de las drogas será de 1.000 euros. Además, el vehículo será inmovilizado.
  • Usar el teléfono móvil o cualquier sistema de comunicación: multa de 200 euros.
  • Usar de cascos o auriculares: la sanción será de 200 euros.
  • No usar casco y otros elementos de protección: en este caso, la DGT remite a la ordenanza municipal de cada lugar porque, de momento, no hay una ley nacional que regule este aspecto. Si la ordenanza municipal contempla su uso y el usuario no lo lleva, el castigo será de 200 euros.
  • Circular por aceras o zonas peatonales: la multa será de 200 euros y, además, puede haber matizaciones si hay ordenanza municipal.
  • Circular más de una persona: la sanción será de 100 euros.
  • Conducción nocturna sin alumbrado ni prendas o elementos reflectantes: multa de 200 euros.

Patinete4

Dependiendo de la ciudad, el casco será o no obligatorio (Newspress).


Vehículos manipulados

Finalmente, si se hace uso de un aparato que, aparentemente, tiene unas prestaciones superiores a un Vehículo de Movilidad Personal y no cumplen los requisitos legales, no se podrá circular por las vías reguladas. Además, el usuario en cuestión será denunciado con una multa de 500 euros y el vehículo será inmovilizado y trasladado al depósito. El procedimiento sancionador será el mismo para aquellos VMP que hayan sido manipulados para alterar su velocidad o sus características técnicas.