1. home
  2. /Noticias

Brasil extraditará a uno de los autores de la matanza de Atocha

La extradición de García Juliá cerraría uno de los capítulos más negros de la Transición española

2 Minutos de lectura

05 de Febrero 2020 / 00:00 CET EFE

Brasil

Brasil tiene previsto extraditar este jueves a uno de los autores de la matanza de Atocha.

© Efe

Brasil tiene previsto extraditar este jueves al ultraderechista español Carlos García Juliá, uno de los autores de la matanza de Atocha de 1977 quien, tras varias décadas prófugo, fue arrestado en 2018 en Sao Paulo, informó el abogado defensor a EFE. Aún no se ha decidido el horario del viaje, pero según su defensor, Daniel Mourad Majzoub, lo más probable es que el antiguo militante de Fuerza Nueva aterrice el viernes en Madrid. Después de casi tres décadas en paradero desconocido y un año de arresto en Brasil, la extradición de García Juliá podría cerrar esta misma semana uno de los capítulos más negros de la Transición española.

Eran poco más de las 22.00 horas del 24 de enero de 1977, cuando tres pistoleros de extrema derecha entraron a cara descubierta en un bufete de abogados laboristas situado en el número 55 de la madrileña calle de Atocha y asesinaron a tiros a cinco personas: tres abogados, un estudiante de Derecho y un administrativo. Uno de los pistoleros era García Juliá, quien por entonces tenía 24 años. El español fue condenado a 193 años de prisión en 1980, pero tan sólo cumplió 14 años. En 1991 consiguió la condicional y algunos años después un permiso para viajar a Paraguay por una oferta de trabajo, pero, aunque la decisión fue revocada posteriormente, García Juliá nunca regresó a España.

El condenado desapareció e inició entonces un periplo de fugas por Latinoamérica. Desde su desaparición en Bolivia, donde vivió un tiempo y había sido encarcelado por un delito relacionado con el narcotráfico, se detectó su presencia en Chile, Argentina, Venezuela y Brasil, por donde se movía al disponer de documentación a nombre de otras personas, según informó la policía española. Pero su suerte cambió en 2018, cuando fue arrestado por las autoridades brasileñas a las puertas de su domicilio en Sao Paulo gracias a las investigaciones de las policías Nacional española y Federal brasileña y el apoyo de la Interpol.

20 DÉCADAS EN BRASIL BAJO UNA IDENTIDAD FALSA

Según las autoridades, García Juliá vivía en Brasil desde hacía casi dos décadas bajo una identidad falsa, la de Genaro Antonio Materan, y trabajaba como conductor de Uber, haciéndose pasar por ciudadano venezolano. Un día después de su detención, sus antiguos vecinos le describieron como un señor "amable", "discreto" y "educado". Su pareja, por su parte, relató a Efe su perplejidad tras descubrir la verdadera identidad de García Juliá.

Tras su detención en diciembre de 2018, la Corte Suprema de Brasil autorizó el año pasado su extradición y el proceso tan sólo dependía de la autorización del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, un trámite que se concretó a comienzos de este año. A partir de ese momento, Brasil contaba con un plazo de 60 días para la extradición de García Juliá, quien se encuentra bajo arresto en la sede de la Policía Federal de Sao Paulo.

tags: