1. home
  2. /Noticias

Byte, la nueva red social de vídeos cortos que pretende competir con TikTok

La app permite grabar y compartir vídeos de seis segundos y está enfocada hacia la monetización por parte de los creadores

2 Minutos de lectura
Byte

Un nuevo contendiente en el competitivo mercado de las aplicaciones para compartir vídeos cortos.

© Byte Inc.

Nuestros preferidos son los gatos, pero también las bromas pesadas, los niños adorables y las caídas dolorosas. Son los reclamos más habituales de los vídeos virales, esos cuyo tirón pretendía aprovechar Twitter cuando adquirió Vine en 2012. Muchos todavía se están preguntando por qué la red social decidió cerrar abruptamente un servicio que permitía grabar, subir y compartir vídeos cortos en bucle y que sirvió de plataforma de lanzamiento de 'influencers' y músicos de todo el mundo, que continuaron su andadura en YouTube, Instagram y, más recientemente, TikTok.

Para recuperar la esencia de Vine, uno de sus cofundadores, Dom Hoffman, acaba de “resucitar” la aplicación en Android e iOS con otro nombre, Byte, y un enfoque diferencial: que los creadores de contenido puedan ganar dinero con sus vídeos. ¿El objetivo? Que los 'youtubers' y 'tiktokers' se conviertan en 'byters'. “Estamos recuperando los vídeos en bucle de seis segundos y la comunidad que los adoraba”, señala Hoffman en la presentación de la nueva app.

La interfaz es sencilla y directa: sube un vídeo desde tu galería o usa la cámara de Byte para capturar aquello que te inspire. También puedes explorar los contenidos que generan otros usuarios, ver vídeos elegidos a mano por los editores de Byte o dejarte llevar por el azar. En su sencillez está la clave: de momento no hay posibilidad de edición, ni de utilizar filtros y elementos de realidad aumentada como los que han popularizado aplicaciones como Snapchat o TikTok. Las limitaciones, ya se sabe, suelen avivar el ingenio. El lanzamiento de Byte supone que los adolescentes tienen un nuevo campo para expresar su creatividad, pero también juega la carta de la nostalgia para aquellos que recuerdan cómo era Internet antes de que Instagram añadiera la posibilidad de compartir videos.

Pero lo que hace verdaderamente distinto a Byte, aseguran sus responsables, son las opciones de monetización de los creadores. Aunque todavía faltan muchos detalles por pulir, Byte planea lanzar un programa piloto para pagar a los que generen contenido de calidad. Es la mejor forma de apoyar la creatividad y la comunidad, además de la baza más atractiva para arrebatarle a TikTok al menos una parte de su base de más de 1.000 millones de usuarios en todo el mundo. El plan está todavía un poco verde, pero Hoffman no se esconde: "Estamos explorando todas las opciones, pero empezaremos con un reparto de ingresos y lo ampliaremos con nuestros propios fondos. Pronto tendremos más detalles sobre cómo funcionará exactamente el programa piloto", señaló a preguntas de la web TechCrunch.

Eso sí, la primera semana de Byte no ha sido fácil. Un buen número de usuarios se quejaron en los foros de la comunidad después de recibir cientos de comentarios de spam generados por bots en sus vídeos. Hoffman ha aclarado en el blog oficial de la compañía que los técnicos ya han tomado cartas en el asunto y están solucionado todas las incidencias. También admitió que continuarán haciendo cambios, como la posibilidad de dar a “me gusta”, bloquear, filtrar y limitar los comentarios.

En definitiva, Byte es un nuevo contendiente en el competitivo mercado de las aplicaciones para compartir vídeos cortos, pero todavía le queda mucho camino por recorrer. De momento, su lema “creatividad primero” y su promesa de pagar a los creadores de contenido parece lo suficientemente atractiva como para que se haya colocado entre los primeros puestos de apps más descargadas en Estados Unidos, tanto en iOS como en Android.