Amazon prepara un método de pago que reconoce al usuario escaneando las manos

Una nueva facilidad para que los usuarios puedan comprar de manera más cómoda

2 Minutos de lectura

02 de Febrero 2020 / 00:00 CET

Una persona pagando en un comercio

Una persona pagando en un comercio.

© Unsplash

Los pagos móviles o por internet han revolucionado el mundo del consumo, así como las tarjetas contacless. Un estudio de Universal Pay expone unos resultados aplastantes: 3 de cada 4 establecimientos españoles ya dispone de esta tecnología y más del 50% de los usuarios españoles prefiere este método de pago, según datos de MasterCard. Datos que sirven para constatar una realidad: el dinero físico está muriendo, ¡larga vida a los métodos de pago seguros! Como el que quiere implantar Amazon.

Y es que la compañía dirigida por Jeff Bezos está desarrollando una nueva tecnología de reconocimiento dactilar para que sus usuarios puedan autentificarse usando la palma de su mano.

Según explica el diario estadounidense The Wall Street Journal, esta tecnología podría llegar a implementarse en los principales puntos de venta, de modo que el usuario no tendía que sacar la tarjeta del bolsillo y tampoco el móvil o el smartwatch para acercarlo a un datáfono con tecnología contactless.

Una nueva tecnología que podría revolucionar la forma en la que pagamos en los comercios, ya que el gigante tecnológico está trabajando de la mano de otros grandes de los pagos, como Visa y Mastercard, para acercar esta nueva manera de comprar a un gran número de establecimientos.

Pagos biométricos: el futuro de las compras

Huellas digitales, escaner de retina, chips incrustados… y ahora escaner manuales. La biometría ha llegado con fuerza al mundo de los pagos y todo apunta a que está aquí para quedarse. De momento, es la tendencia principal para fabricantes de móviles y muy pronto lo será también a buen seguro en el sector bancario y comercial. Además, este tipo de pagos tienen grandes ventajas, como la facilidad de uso y, sobre todo, la seguridad.

Aunque la autentificación de doble factor sigue siendo el método de pago más seguro, ya que requiere de dos procesos de confirmación por parte del usuario y de vincular un dispositivo móvil, la biometría es cada vez más segura.

Resulta muy complicado falsificar una huella dactilar, una retina, una cara o incluso toda la superficie de una mano. Estos rasgos son únicos, por lo que si el sistema está bien afinado, resulta casi imposible de saltar para los ciberdelincuentes.

¿Cómo funcionará el sistema de Amazon?

En concreto, este nuevo sistema que pretende introducir Amazon tiene la particularidad de que requiere que el usuario use su mano físicamente, aunque para la lectura no sería necesario tocar el sensor, ya que está equipado con una cámara capaz de escanear la mano del mismo modo con el que funciona, por ejemplo, Face ID en los iPhone, que es capaz de leer el rostro del usuario. Ese sensor es capaz de reconocer la huella y activaría el pago a través de la tarjeta que el usuario haya vinculado con este sistema de pago.

Un sistema que ya se está probando, y mejorando, en las oficinas de Amazon, donde los propios empleados la están usando en máquinas de vending. ¿Para cuándo la veremos en funcionamiento?