Infantas españolas: María Teresa de Borbón y Austria, la ahijada de Sisi

La segunda de las hijas de Alfonso XII, criada en la austeridad de la corte de su madre, María Cristina de Habsburgo, fue una niña querida por el pueblo y abanderada de obras sociales

por Cristina Barreiro, Universidad CEU - San Pablo /


Nació Infanta española, aunque su hermano, Alfonso XIII le concederá honores de Princesa de Asturias. La segunda de las hijas de Alfonso XII tenía apenas tres años en el momento del fallecimiento del Rey. Criada en la austeridad de la corte de su madre, María Cristina de Habsburgo, fue una niña querida por el pueblo y abanderada de obras sociales. Su matrimonio con su primo Fernando de Baviera –hijo de la también Infanta Paz de Borbón- levantó el luto por la muerte prematura de su hermana Mercedes. Viajera y amiga la Reina Victoria Eugenia, fallecía con apenas treinta años.

María Tresa de Borbón y Austria

María Teresa de Borbón y Habsburgo-Lorena y Fernando de Baviera con su hijo Luis Alfonso de Baviera y Borbón (Antonio Cánovas del Castillo Vallejo / Wikimedia Commons). 

María Teresa de Borbón y Austria nació en el Palacio Real de Madrid en 1882, siendo su madrina Isabel de Baviera. Su padre, Alfonso XII, recibió con alegría el nacimiento de otra niña, la segunda de sus hijas que sin embargo replanteaba en España el problema de la sucesión. En esos días todavía se trataba de borrar el llorado recuerdo de la malograda Reina Mercedes pese a los esfuerzos de María Cristina por complacer la afectividad de su esposo. Era un tiempo en el que el modelo político de la Restauración comenzaba a traer esperanzas de estabilidad a España mientras el turnismo, entre Cánovas y Sagasta, relegaba a los poderes militares de la gobernabilidad del país. Pero justo cuando este sistema de alternancia comenzaba a dar frutos, el fallecimiento del joven Rey en el Pardo, hizo que se tambaleasen los cimientos de la Monarquía. María Teresa tenía apenas tres años y desde entonces -y a pesar del nacimiento póstumo de su hermano- vivirá en una Corte marcada por el luto y la austeridad.

RELACIONADO: Mercedes de Borbón y Habsburgo, Princesa de Asturias y boda por amor

Infanta española por nacimiento, recibió la educación propia de su rango enfocada a las actividades de beneficencia y acción social que desempeñó con solvencia desde su juventud. Su vida giraba entre los muros del Palacio Real ante la atenta vigilancia de la Regente, entregada como estaba a las atenciones de Alfonso XIII y en una corte femenina integrada por sus tías las Infantas Isabel, la Chata, y la díscola Eulalia.

RELACIONADO: Todos los artículos de infantas españolas

España perdía los últimos restos de su imperio colonial y vivía la repatriación de millares de soldados que volvían a la Patria. Comenzaba la “crisis de fin de siglo” y el Rey inauguraba su mayoría de edad. María Teresa era inteligente, modesta y bondadosa y la Infanta Isabel, cabecilla en temas domésticos y sentimentales, pensó en ella como “candidata perfecta” para su también sobrino, Fernando de Baviera, primogénito de su hermana Paz, también Infanta Española. Como era costumbre en las damas de su condición, se organizó un viaje a Munich, al Palacio de Nymphenburg –residencia oficial de los Príncipes Bávaros- en el que los primos volvieron a encontrarse.

Retrato Teresa

María Teresa de Borbón falleció a los 30 años tras su cuarto parto (Wikimedia Commons)

La Chata actuó de casamentera aun cuando la tragedia golpeaba a la familia con el fallecimiento de Mercedes de Borbón. María Teresa no quería hablar de boda tras la muerte de su hermana y hubo de esperar dos años hasta que los fastos volvieron a Palacio. María Cristina vistió de negro con mantilla para una boda que se celebró con gran pompa en enero de 1906. La novia se adornó con flores de Azahar y Fernando lució el uniforme de capitán de húsares. Pocos meses después, el enlace de Alfonso XIII con Victoria Eugenia en los Jerónimos, dejaría entre los españoles un trágico recuerdo: el del atentado en la calle Mayor. El anarquismo violento hacía estragos en España en un momento en el que la celebración de la conferencia internacional de Algeciras, concedía a España el protectorado de Marruecos. Comenzaba una guerra sin tregua que teñiría de sangre las tierras del Rif.    

RELACIONADO: Paz de Borbón, pacifista en días de Revolución

El matrimonio vivió temporalmente en el Palacio de Oriente, aunque pronto se instaló en la Cuesta de la Vega, muy cerca de la residencia oficial de los Reyes. La Infanta había hecho buenas migas con su cuñada Victoria Eugenia y no quería apartarse de su madre, quien jamás abandonaría el luto. Tuvieron cuatro hijos y la vida les sonreía cuando una embolia tras su último parto, terminaba con la vida de esta joven Infanta Española. En sus funerales y por decisión de su hermano Alfonso XIII, se le confirieron honores de Princesa de Asturias. Era el año 1912. Su esposo contraería un segundo matrimonio con la Duquesa de Talavera de la Reina, varios años mayor que él y dama de la Reina Cristina. No tuvieron más hijos, aunque permanecerán en España hasta la proclamación de la Segunda República.