home/NOTICIAS

Millonario, pero tan austero que come una sola vez al día: así es Jack Dorsey, el 'tímido' CEO de Twitter

Está convencido de que este ayuno intermitente tan radical le ayuda a estar mucho más concentrado

2 Minutos de lectura

27 de Enero 2020 / 00:00 CET E.V., TU OTRO DIARIO

Jack Dorsey

Jack Dorsey, CEO de Twitter, practica el ayuno intermitente todos los días

© GettyImages

Podría saborear los más exquisitos manjares y disfrutar de una mesa de lujo, pero Jack Dorsey, con una fortuna valorada en 4.400 millones de dólares (3.990 millones de euros) por Forbes, come una única vez al día. A sus 43 años, el CEO de Twitter no desayuna ni almuerza, solo cena; en concreto, un proteína (un poco de carne o pescado), ensalada y, de postre, fruta o chocolate negro. Lo hace por una clara convicción: "Durante el día, me siento mucho más concentrado".

Así lo manifestó él mismo en el podcast 'Fitness: Diet, Fat Loss and Performance' el pasado mes de abril. A pesar de que asegura que sigue este radical ayuno intermitente con el objetivo de desarrollarse como persona, confiesa que al principio le provocaba alucinaciones y que "el tiempo se ralentiza": "El día parece mucho más largo cuando no se divide en desayuno/almuerzo/cena", publicó en la red social que dirige, a lo que otro usuario le respondió contundente: "A eso sabe la pobreza, señor".

Más curioso aún si cabe en lo que a excentricidades culinarias se refiere es la cena a la que le invitó el otro gran CEO de una red social, Mark Zuckerberg. Tal y como relató el propio Dorsey en la revista 'Rolling Stones', el director ejecutivo de Facebook le sirvió la carne de una cabra que él mismo acababa de matar. Ocurrió en una temporada en la que Zuckerberg solo comía los animales que él cazaba, nada menos que con una pistola láser.

La austeridad de Jack Dorsey pasa también por ir caminando al trabajo, lo que le lleva una hora y media cada día. El resto de las calorías las quema gracias a una aplicación móvil para hacer ejercicio en casa, en lugar de con un entrenador personal a domicilio, como otros magnates con grandes fortunas.

  

Además, trata de dedicar a la meditación "dos horas todos los días" y, en alguna ocasión, se ha marchado a Myanmar a practicar una especie de retiro espiritual budista llamado 'vipassana', que él describe como un "un trabajo físico y mental extremadamente doloroso y exigente". También ha compartido unas imágenes de la humilde habitación en la que se alojó en uno de esos viajes y en la que no tenía acceso a ningún tipo de dispositivo electrónico, "ni a comida, ni a conversación y ni siquiera a contacto visual" con otras personas.

Jack Dorsey
Dorsey, tras un encuentro con Emmanuel Macron en el Elíseo en junio del año pasado©GettyImages

Con un piercing en la nariz y varios tatuajes, ha llegado a ejercer como modelo, pero se identifica como un hombre "muy tímido". Así comenzó un importante discurso en el Senado de Estados Unidos para intentar aclarar las posibles injerencias de Twitter en las elecciones presidenciales de 2016, que ganaría Donald Trump.

Ese día, las acciones de su compañía cayeron más de un 6% en Bolsa, pero tres años y medio después, su patrimonio neto se ha triplicado. Ahora solo queda averiguar en qué gasta Jack Dorsey su dinero.