Indemnizan a una madre manchega con 5,5 millones de euros por negligencias durante el parto

A causa de la actuación facultativa, la bebé nació con una 'parálisis muy grave, que le impide hablar, comer y moverse'

por E.V., Europa Press /


Embarazada y con síntomas de parto, Ascensión acudió junto a su marido al Hospital Gutiérrez Ortega de Valdepeñas (Ciudad Real) el 14 de octubre de 2012 para dar a luz. Todos los controles previos habían dado resultados normales y, a priori, la bebé que esperaba, a la que llamarían Paula, estaba completamente sana. Sin embargo, las decisiones tomadas por el ginecólogo y la matrona durante la evolución del parto conllevarían -como consecuencia de la falta de oxígeno- un severo daño neurológico a la pequeña, que padece "una parálisis muy grave, que le impide hablar, comer y moverse"

Bebé

Paula nació con un severo daño neurológico a causa de la negligencia médica practicada durante el parto (Getty Images/Archivo)

La matrona optó por prescindir de una de las dos cinchas que controlan la frecuencia cardíaca fetal, como indica el Defensor del Paciente en un comunicado, y no se pudo detectar la situación física del feto. Tampoco se dio importancia a los 26 episodios de disminución de su frecuencia cardiaca, por lo que el ginecólogo y la matrona "no adoptaron las medidas necesarias" para evitar el sufrimiento fetal irreversible que acabaría padeciendo la bebé.

RELACIONADO: El hospital de Castellón donde murió una bebé por supuesta negligencia médica apunta a una cadena de errores

Así lo recoge la sentencia de un Juzgado de lo Penal de Ciudad Real, que ha condenado al SESCAM (Servicio de Salud de Castilla-La Mancha) y a las compañías aseguradoras (Mapfre y Zúrich) a abonar una indenmización millonaria a los padres de la pequeña, la mayor que ha habido en España.

En concreto, deben pagar a la familia de la pequeña 5,5 millones de euros, algo que ayudará a la calidad de vida de la niña y del resto de la familia (tienen otros dos hijos mayores), pero nadie les quita el sufrimiento vivido y ni le devolverá la salud a su hija. "Paula está en cama", ha comentado la madre en rueda de prensa junto a la presidenta nacional de la Asociación de Defensor del Paciente, Carmen Flores, y el abogado Paco Fernández-Bravo. "Son muchos años tirando de ella y no llegas con los tratamientos que le mandan", ha añadido.

Además de narrar lo sucedido en el parto en el que al parecer Paula venía con vueltas de cordón, ha aclarado que no cree que fuera debido a falta de medios, "solo que no quisieron hacer la cesárea, parece que querían que naciera por parto natural". Por eso, ha asegurado que le gustaría que la matrona que la atendió en el parto "no volviera a trabajar más en ningún sitio".

Ascensión, la madre de Paula

Ascensión, la madre de Paula, había llevado un embarazo completamente normal y su bebé estaba sana antes del parto (Captura de pantalla de 'La Mañana', de TVE)

INHABILITACIÓN PARA LA MATRONA

De su lado, la presidenta nacional de la Asociación de Defensor del Paciente ha anunciado que, desde la entidad que preside, va pedir que se inhabilite a la matrona para que ejerza su profesión. "Esta persona tenía que estar en la cárcel porque el daño que ha hecho es un acto doloso, evitable e imperdonable", ha alegado, añadiendo que no es la única vez, sino que ha sido denunciada en más ocasiones.

RELACIONADO: Los padres de un joven que murió asfixiado acusan al 112 de negligencia por su respuesta: 'Respira perfectamente'

Flores ha explicado en alusión a la sentencia que afirma que se trata de omisión del deber de socorro en su acto profesional, que no se explica cómo alguien tiene una experiencia dilatada como matrona puede llegar a "hacer tantísimo daño, a omitir lo que es su propio protocolo o acción y deja que nazca un bebé en una situación irreversible", como ocurrió en el caso de Paula.

Ha invitado al Sescam, al propio Gobierno y a las comunidades autónomas a reflexionar sobre lo que está pasando con los partos. "Quizás hay que cambiar algo, a lo mejor hay que hacer cesáreas aunque cuesten más caras y haya que tener a la madre en el hospital más tiempo, porque lo primero es mantener la vida y la salud de la madre y del bebé y después es el coste". Ha aludido a los parámetros de la Unión Europea que dice que España es el país donde más cesáreas se hace. "Aquí tenemos los bebes con más edad, por lo tanto las circunstancias son distintas. Hace falta tener bebes, pero vivos y sanos", ha afirmado.

Sobre la indemnización, ha afirmado que "casi sin error" es la sentencia con más indemnización que ha habido en España. "Si cinco millones y medio de euros evita que no se produzca un solo caso más, estará bien hecho, porque a la Administración y a los que hacen este tipo de cosas les importa que no les toquen el bolsillo, y a lo mejor tocándoselo se van a evitar", ha concluido.

Asociación de Defensor del Paciente

La presidenta nacional de la Asociación de Defensor del Paciente, Carmen Flores, y el abogado Paco Fernández-Bravo, junto a los padres de Paula en una rueda de prensa este jueves (Europa Press)

Finalmente, el abogado se ha mostrado contento con el resultado de la sentencia porque "se ha hecho justicia con una familia que ha estado abandonado por todos" y considera que el Sescam ha causado un "daño gravísimo" y los ha abandonado a su suerte en un pueblo del centro del Campo de Montiel "sin servicios ningunos. "Han sido muchos años de mucho trabajo, de mucha incertidumbre, pero al final lo hemos conseguido y no ha quedado impune", ha admitido.

RELACIONADO: Más noticias sobre Sanidad en 'Tu Otro Diario'

Ha reprochado como a lo largo de los años la niña iba teniendo más necesidades y la familia "no ha recibido ayuda de nadie". Algo que también, ha añadido, lo ha hecho la jueza en la sentencia a las compañías aseguradoras que no pusieron a disposición sus recursos médicos y rehabilitadores. Ahora, ha asegurado, con este dinero, ya van a tener a su disposición todos los recursos que necesitan y "esa calidad de vida que se merecen tener".

Ha explicado los aspectos jurídicos de este asunto. Ha contado cómo se ha tratado de una sentencia de conformidad en el aspecto penal para condenar a tanto a la matrona como al ginecólogo en lugar de una imprudencia grave, como se defendía desde la acusación, a una menos grave. "Todos entendimos que era más importante solucionar la situación asistencial y económica de la familia, que intentar una condena penal mucho más grave".

También ha desglosado los conceptos de la indemnización que asciende a los 5,5 millones de euros, que es el resultado de la cuantía indemnizatoria total de 2.591.498 euros, sumándole los intereses punitivos a las compañías aseguradoras Zúrich y Mapfre de un millón de euros. Además, ha explicado existen unos intereses legales que tienen que pagar la administración y los médicos de 629.672 euros y una pensión anual de 25.500 euros con una estimación de 10 años de vida de la niña. "Es un cálculo bastante cercano a la realidad, aunque habrá que esperar que la sentencia sea firme y hacer los cálculos precisos", ha añadido el letrado.