La borrasca ‘Gloria’ deja al menos 9 fallecidos y 4 desparecidos mientras remite a su paso por Cataluña

El temporal, que ha dejado inundaciones, arrasado cultivos y dejado cuantiosos daños materiales, aún dejará inestabilidad en el noreste de la península y se prevé la llegada de una nueva borrasca por el sureste

por EFE /


Al menos nueve personas han fallecido hasta el momento y otras cuatro permanecen desaparecidas por los efectos de la adversa borrasca invernal "Gloria", que está azotando especialmente al litoral levantino y aunque remite ya este miércoles todavía dejará precipitaciones fuertes en Cataluña. A las cinco víctimas mortales registradas estos días por los efectos del fuerte temporal de nieve, lluvia, viento y oleaje, convertido ya en el peor de este siglo en el área levantina, se suman otros cuatro fallecidos, además de innumerables daños materiales, destrozos, árboles caídos, ríos desbordados y caudales máximos y riesgo de aludes por deshielo.

mallorcaolas

El mar ha anegado los cultivos de arroz del Delta del Ebro, provocando que varios ayuntamientos se planteen solicitar la declaración de 'zona catastrófica' (Gtres)

En Cataluña, se han recogido unos 80 litros por metro cuadrado en doce horas este miércoles, incluso cien en Girona, mientras el viento generalizado en toda la península ha dejado rachas fuertes y oleaje en las costas a primeras horas de 5 a 7 metros de altura. Todavía este miércoles nueve provincias están bajo alerta naranja y amarilla por deshielo, oleaje y lluvia, además de riesgo de aludes y aún este miércoles seguirá lloviendo fuerte en gran parte de Navarra, Aragón, toda Cataluña, parte de la Comunidad Valenciana, según las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

RELACIONADO: ¡Impresionante! Una ola gigante sobrepasa un edificio de cuatro pisos de altura en Mallorca

La autopsia ha confirmado este miércoles la muerte por hipotermia de un indigente encontrado sin vida el lunes en un parque de Almería, mientras que una mujer ha fallecido hoy entre los cascotes del edificio derrumbado parcialmente en el centro de Alcoy, por el temporal. También en Alicante fue hallado este miércoles el cuerpo sin vida de un hombre de 67 años que estaba desaparecido desde el lunes tras salir a una caseta de aperos de su propiedad en Callosa d'En Sarrià, cuyo coche fue localizado ayer vacío por la Guardia Civil en una zona inundada.

La cuarta víctima mortal que se añade este miércoles a causa de la borrasca "Gloria" ha sido un agricultor en Níjar (Almería) que quedó atrapado en el interior de su invernadero durante un temporal de granizo. Los fallecidos por la borrasca el lunes fueron dos por bajas temperaturas en la Comunidad Valenciana y otros dos por sendos accidentes en Asturias y Pedro Bernardo (Ávila).

Por otra parte, cuatro personas están desaparecidas, dos de ellas en Ibiza, en donde la Guardia Civil busca desde anoche a un joven británico en Cala Portinatx, además de a otro hombre de 41 años en el municipio de Sant Joan, en la cala San Vicent, quien pudo verse atrapado por el fuerte oleaje. Los equipos de emergencia intentan localizar además a otra persona desde ayer en Palamós (Girona) tras caer al agua mientras intentaba atar un barco, y en Mallorca un hombre se encuentra desaparecido desde el lunes cuando practicaba barranquismo en la Sierra de Tramuntana mallorquina. Hoy fue hallado un anciano que había desaparecido en Begues (Barcelona), y también se ha localizado en perfecto estado de salud en Morella (Castellón) a un varón en paradero desconocido que había salido a pie a una propiedad suya en la que tenía ganado.

El temporal causaba este miércoles todavía serios problemas por nieve y lluvia en la red viaria en más de 230 carreteras, con diez de ellas en la red principal. En Cataluña, los ríos Fluvià a su paso por Olot (Girona) y el Tordera, en diferentes puntos de la provincia de Barcelona, se han desbordado este miércoles debido a las intensas lluvias que dejó ayer el temporal, que se suman al desbordamiento del Ter en Bescanó y Girona, según informan los servicios de emergencia.  

Además, el mar ha anegado los cultivos de arroz del Delta del Ebro, provocando que varios ayuntamientos se planteen solicitar la declaración de 'zona catastrófica'. La Federación de Cooperativas Agrarias de Catalunya (Fcac) ha alertado este miércoles de que las dos cooperativas arroceras, que producen el 75% del total del arroz en Catalunya y están ubicadas en los márgenes del río Ebro, están en riesgo después de que la crecida del mar haya provocado inundaciones en los campos de hasta tres kilómetros y haya afectado a unas 3.000 hectáreas.

riocataluñagloria

En Cataluña se han recogido hasta 100 litros por metro cuadrado que han provocado el desbordamiento de varios ríos e inundaciones graves en varias localidades (Cordon Press)

En Barcelona, diez personas han tenido que ser rescatadas con un helicóptero al quedar aisladas e incomunicadas en Malgrat de Mar, y 30.000 personas se han quedado sin luz en Cataluña. Unos 150 árboles de los 330.000 que el Ayuntamiento de Barcelona calcula que hay en ciudad han caído o se han roto a consecuencia del temporal, y en Teruel todavía permanecen pueblos aislados.

Renfe estima que el restablecimiento del puente ferroviario en Malgrat de Mar (Barcelona) hundido por la crecida del río Tordera puede durar semanas, y el fuerte oleaje en los últimos días ha derrumbado una parte del dique de contención del puerto de Blanes (Girona). Todas las rutas escolares de la provincia de Teruel, y las clases en la Comunidad Valenciana y en gran parte de Castilla-La Mancha han sido suspendidas

Aunque según los servicios meteorológicos, la borrasca "Gloria" se va desplazando ya hacia el nordeste de la península aún dejará este miércoles ambiente inestable y predominio de cielos nubosos con precipitaciones que serán más intensas en el nordeste. Las precipitaciones llegarán también este miércoles al suroeste y provincias andaluzas como Huelva, Cádiz, Málaga y Córdoba debido a una nueva borrasca por el suroeste. Salvo en el extremo nordeste y Andalucía, las precipitaciones tenderán a ser más dispersas y débiles, y la cota de nieve irá subiendo desde unos 1.000 metros hasta unos 1.400 por ejemplo en los Pirineos.