5 consejos para conductores noveles: cómo elegir tu primer coche

Si te acabas de sacar el carnet y quieres comprarte un coche, pero estás perdido, no te preocupes. Te damos cinco consejos para conseguir tu coche ideal. Toma nota

por Elena S. Bartolomé /


Sacarse el carnet de conducir y tener un coche propio en la combinación perfecta para conseguir la libertad e independencia que muchos anhelamos cuando somos menores de edad. Una vez que has conseguido el permiso, es hora de escoger el que será tu primer vehículo. Si tienes la suerte de poder comprar un coche, puede que te surjan muchas dudas. Con esta lista de cinco consejos para conductores noveles, elegir será muy sencillo.

Conductor novel

A la hora de elegir tu primer coche es bueno tener algunas pistas (Gtres).


Sé realista

Antes de ponerte a buscar tienes mantener la cabeza fría para saber cuáles son tus necesidades reales y tus posibilidades a la hora de hacer la compra. Ten en cuenta que lo normal es que tu primer coche esté sometido a un uso intenso y que puede que sufra algún que otro percance por la falta de experiencia al volante.

Fija un presupuesto

Otro de los pasos previos es fijar un presupuesto y respetarlo. No tener ahorros suficientes para pagar la totalidad del coche no significa que no puedas comprarlo ya que existen múltiples formas de financiación. Si no puedes recurrir a tu familia o tu sueldo no es muy alto todavía, ten mucho cuidado con los préstamos y sus condiciones. 

conductornovel2

Hay algunos conductores noveles que prefieren un coche nuevo (Gtres).


¿Coche nuevo o de segunda mano?

Responder a esta pregunta depende de cada conductor. Los hay que prefieren uno de segunda mano para no tener ese miedo a estropearlo o porque es más asequible. Otros se decantan por uno nuevo para coger confianza más rápido y evitar la adquisición de malas costumbres debido a los defectos que puede tener uno usado.

El tipo de coche

A no ser que tengas muy claro que tu primer coche va a ser el de tus sueños, lo más aconsejable es elegir un urbano o un compacto. Son modelos fáciles de manejar, sencillos y fiables. Además, en el caso de los primeros suelen tener unos consumos muy bajos, algo que beneficiará a tu bolsillo.

¿Manual o automático?

Aquí el consejo está claro: lo más adecuado para tu primer coche es que sea manual. La razón es simple: sólo así aprenderemos a manejar con soltura el embrague y la caja de cambios y no les cogeremos miedo. No olvides que conducir es práctica, si no aplicas todo lo que te han enseñado, acabarás olvidándolo. Además,  para comprarte un coche automático siempre hay tiempo.