home/NOTICIAS

Adiós Windows 7, hola actualización gratuita de Windows 10

Toca actualizar sistema operativo y aquí te contamos los pasos a seguir y otras alternativas gratuitas al monopolio de Windows

2 Minutos de lectura

21 de Enero 2020 / 00:00 CET

Windows 7

El fin del soporte de Windows 7 obliga a los usuarios a actualizar o buscar sistemas operativos alternativos.

© Microsoft

Desde los tiempos del célebre Windows 3.1, cada vez que Microsoft ha decidido dejar de ofrecer el soporte de uno de sus sistemas operativos se produce algo parecido a la histeria colectiva. Los usuarios se plantean, entre otras cuestiones: ¿cómo actualizo?, ¿mi equipo tiene los requisitos suficientes?, ¿es imprescindible actualizar? El fin del soporte de Windows 7 significa un aumento considerable del riesgo de acabar con el ordenador infectado con virus o malware, además de que es cuestión de tiempo que buena parte del software de uso cotidiano deje de ser compatible con el antiguo sistema operativo.

Que no cunda el pánico. Por mucho que el pasado 14 de febrero la compañía cofundada por Bill Gates anunciara el fin del soporte para Windows 7, lo único que significa es que muchos tendrán que empezar a pensar en actualizar a Windows 10 o buscar un sistema operativo alternativo. Para poder salir airoso en ambos casos sin rascarse el bolsillo, aquí te ofrecemos una pequeña guía para conseguir actualizar de manera gratuita.

Suponiendo que tu PC cumpla con los requisitos mínimos para Windows 10, podrás actualizar desde la web oficial de Microsoft. Lo más importante antes de proceder es saber que la actualización podría borrar tus configuraciones y programas que tengas instalados. Existe una opción para conservar todos tus archivos y datos personales, pero debido a las diferencias entre Windows 10 y Windows 7, no siempre es posible conservar todo tal y como lo tienes, y a veces se pueden generar problemas de compatibilidad, errores o fallos en el sistema.

Asegúrate de haber anotado qué aplicaciones utilizas con regularidad para poder obtenerlas fácilmente descargando los instaladores nuevamente. Aún así, lo primero sería hacer una copia de seguridad de todos los documentos, programas y datos importantes en un disco duro externo, por si acaso. Los siguientes pasos a seguir son:

-Visitar la página de descargas de Windows 10 de Microsoft: https://www.microsoft.com/es-es/software-download/

-En la sección ‘Crear medios de instalación de Windows 10’, selecciona la opción "Descargar herramienta ahora" y ejecuta la aplicación.

-Te preguntará si deseas mantener tus archivos personales o empezar una instalación limpia. Si escoges la segunda opción, bastante recomendable si quieres estar seguro de que no surgirá ningún problema a posteriori, ten en cuenta que se borrará todo el contenido del disco duro.

-Una vez completada la actualización, deberías recibir una licencia digital para Windows 10, que puedes encontrar en Configuración > Actualización y seguridad > Activación.

Alternativas a Windows

El cuasi-monopolio de Microsoft en cuanto a los sistemas operativos (domina el 90 por ciento del mercado) ha dejado en segundo plano a la mayoría de alternativas de código abierto. Tienen sus inconvenientes, como la falta de compatibilidad con algunos programas o la necesidad de mayores conocimientos técnicos a la hora de configurarlos, pero también sus ventajas, como la gratuidad, la flexibilidad o la seguridad.

Linux y su cliente más popular, Ubuntu, ofrecen un sistema operativo ágil y robusto que puede correr sin problemas en ordenadores asequibles con un hardware más básico que el que requiere Windows 10. Además, es cien por cien customizable y cuenta con un buen número de aplicaciones de código abierto que pueden sustituir (o incluso mejorar) a los programas más habituales que utilizamos en Windows. La última versión utiliza el entorno de escritorio GNOME, que permite personalizar desde los sonidos de las notificaciones, el estilo de las ventanas emergentes, las fuentes, las animaciones del sistema y los espacios de trabajo.

Otras opciones interesantes son ArcaOS, especialmente útil para PCs antiguos, ya que es compatible con la arquitectura de procesadores x86, Chrome OS, que convierte tu ordenador en una rápida y efectiva extensión del navegador de Google, o Solaris, basado en UNIX y respaldado por Oracle, lo que lo hace perfecto para sistemas con alta demanda y requerimientos de soporte.