'Mujeres en la Historia': 'La Primorosa', la heroína del dos de mayo de don Benito Pérez Galdós

Cuando se repasa el pasaje del dos de mayo de 1808 de los 'Episodios Nacionales' es imposible no sentirse atrapado por el magnetismo de este personaje femenino

por Daniel Arveras /


Cada cuatro de enero se recuerda a don Benito Pérez Galdós, gloria de las letras españolas, y así ha ocurrido con más relevancia aún en este 2020 que acabamos de arrancar, ya que ese día se cumplían cien años de su muerte. A un servidor le alegró saber que uno de sus Episodios Nacionales -"19 de marzo y 02 de mayo"-, del que dos mil facsímiles se entregaron gratuitamente en Madrid, acabaron en muy poco tiempo en las manos de ávidos lectores que formaron colas en la calle para hacerse con ellos. 

Dos de mayo, de Joaquín Sorolla (Museo del Prado).

'Dos de mayo', de Joaquín Sorolla (Museo del Prado).

Uno siempre regresa a Cervantes y también a Galdós, especialmente a sus Episodios Nacionales, aquella tremenda crónica novelada y cargada de realismo a raudales del convulso y apasionante siglo XIX español. A través de personajes reales y ficticios, don Benito narra con maestría diferentes acontecimientos claves de nuestra historia. Eso es lo que hace también en "19 de marzo y 02 de mayo".

RELACIONADO: Margarita López de Morla y 'Frasquita Larrea' y sus tertulias

Cuando un sevidor repasa el pasaje del dos de mayo de 1808 se ve atrapado por el magnetismo y la fuerza del personaje femenino de "la Primorosa"; maja, chula, manola, madrileña valiente que tiene tantos o más arrestos que muchos hombres y se enfrenta a los franceses desde el primer momento: en la calle Mayor, en la Puerta del Sol y en el cuartel de Monteleón junto a Daoíz y Velarde, luchando y arengando en todo momento a sus paisanos para que venzan el miedo y hagan frente a los gabachos. 

Escultura de Aniceto Marinas en Madrid (Daniel Arveras)

Escultura de Aniceto Marinas en Madrid (Danie Arveras).

Ella, es en realidad, muchas mujeres, es la Clara del Rey que morirá en Monteleón ayudando a cargar los fusiles y el cañón, es la jovencita costurera Manuela Malasaña fusilada en la feroz represión francesa tras el suicida y espontáneo furor del pueblo español y, en definitiva, 'la Primorosa' es la imagen de muchas otras mujeres bravas y orgullosas, cocineras, sirvientas, posaderas, modistillas, aguadoras,... que gritan, alientan a los suyos y pelean con navajas, cuchillos, agujas, tijeras, palos, piedras, uñas o que arrojan macetas desde sus casas sobre los jinetes e infantes franceses.

RELACIONADO: Todos los artículos de 'Mujeres en la Historia'

Es la ira del pueblo de Madrid por tantos agravios... es la furia española que reclama ser gobernado por los suyos aunque sea mal, no por extranjeros, es la madre patria llamando y alentando a sus hijos a la lucha y dando ejemplo desde el primer minuto en el que todo estalla por los aires y la sangre corre por el centro de Madrid. Este pasaje entre "la Primorosa" y su esposo "Chinitas" de aquel dos de mayo de 1808 en torno a la calle Mayor es impagable...

"-¡Han matado a Bastiana! Más de veinte hombres hay aquí y denguno vale un rial. Canallas, ¿para qué os ponéis bragas su tenéis almas de pitiminí?

-Mujer -dijo Chinitas, cargando su escopeta-, quítate de en medio. Las mujeres aquí no sirven más que de estorbo.

-¡Cobardón, calzonazos, corazón de albondiguilla! -dijo la Primorosa, pugnando por arrancar el arma a su marido-. Con el aire que hago moviéndome, mato yo más franceses que tú con un cañón de a ocho."

Más adelante, "la Primorosa", tras algunas escaramuzas y primeros enfrentamientos contra los desconcertados franceses, desemboca junto a mucha más gente en la Puerta del Sol, hacia donde también avanzan varias columnas gabachas y la temible caballería mameluca para reprimir al pueblo alzado. Aquí el fragor y la carnicería son terribles pero ella no se arredra, desafiando al enemigo y animando a los suyos con bravura...

"-Ven acá, Judas Iscariote -exclamó la Primorosa, dirigiendo los puños hacia un mameluco que hacía estragos en el portal de la casa de Oñate- ¡Y no hay quien te meta una libra de pólvora en el cuerpo! ¡Eh, so estantigua! ¿Pa qué le sirve ese chisme? Y tú, piltrafilla, echa fuego por ese fusil, o te saco los ojos". 

La esposa de "Chinitas" se dirige luego al cuartel de Artillería de Monteleón donde algunos soldados y vecinos patriotas defienden ese punto de la ciudad frente a las acometidas de los gabachos... Ella está junto al cañón, al lado de Daoíz y de Velarde, peleando y trasladando su ira a los atacantes con esa chulería tan castiza...

"-Renacuajos, volved acá. ¡Ea!, otro paseito. Sus mercedes quieren conquistarme a mí, ¿no verdá? Pues aquí me tenéis. Vengan acá; soy la reina, sí, señores; soy la emperadora del Rastro, y yo acostumbro a fumar en este cigarro de bronce, porque no las gasto menos. ¿Quieren ustedes una chupadita? Pos allá va. Despártense pa que no les salpique la saliva; si no...".

claradelrey

Placa en c/Silva 25 que recuerda el lugarl donde fue atendida y enterrada Clara del Rey y otros muchos (Daniel Arveras). 

En fin, quería recordar a "la Primorosa" de don Benito Pérez Galdós. Ella encarna a las mujeres del pueblo llano que lucharon junto a los hombres frente al francés aquél dos de mayo de 1808. Con su ejemplo y sacrificio, la mecha de la guerra contra el invasor se propagó por toda España. Muy pronto, en julio de 1808, los poderosos y hasta entonces invictos soldados de Napoléon morderían el polvo de la derrota en Bailén, donde también hubo mujeres alentando a los nuestros como Maria Bellido. 

Daniel Arveras es periodista y escritor. Su último libro es “Conquistadores olvidados. Personajes y hechos de la epopeya de las Indias”.