La televisión 8K ya está aquí, de la mano de Samsung

La compañía coreana presenta su nueva gama de Smart tv QLED 8K

por Juan Antonio Marín /


El terreno de la imagen digital mejora cada año con la inclusión de nuevos sistemas de paneles que hacen que ver cualquier contenido en un smartphone o la tablet sea cada vez más fiel a la realidad. El terreno de las Smart TV tampoco se queda atrás y, aproximadamente, cada 4 años tenemos una nueva resolución que hace que las televisiones del pasado nos parezcan obsoletas. Si el salto del Full HD al 4K supuso toda una revolución, el futuro que promete dejarnos boquiabiertos de nuevo es el 8K.

samsung-smart-tv-8k

Así es la nueva smart tv 8K de Samsung (Samsung Newsroom).

Y es que Samsung ha dado un salto de gigante con su nueva gama de televisores con resolución 8K, por el momento, de las poquísimas pantallas del mercado destinadas a ocupar un lugar predominante en los salones del gran público.

¿Qué es exactamente el 8K?

Para los que todavía no se apañen muy bien con esto de las resoluciones, podríamos definir la calidad de la imagen dependiendo de su tamaño. En la era digital, el DVD comenzó a revolucionarlo todo con su resolución 480, es decir, 720 píxeles de ancho por 480 de alto. Una resolución que todavía se ve en muchos vídeos antiguos de YouTube, por citar un ejemplo.

El siguiente salto fue el de la alta definición, o HD en inglés, que ponía 720 píxeles de alto para mejorar la calidad. Pero sobre todo, la gran revolución llegó con el Full HD 1080p, que es la resolución más utilizada actualmente, con una relación de 1920 x 1080 píxeles.

 

Poco después llegaría el 4K, conocido también como UHD o Ultra High Definition para doblar el número de píxeles que caben en la pantalla, con una resolución de 3840 x 2160 píxeles para terminar con el 8K, que tiene una resolución de 7680 x 4320 píxeles.

Una mejor experiencia de uso

Con la llegada de esta nueva resolución, en la que Samsung ya fue pionera el año pasado, la experiencia de visualización Ultra HD de Samsung mejora con ATSC 3.0, un nuevo estándar en tecnología de retransmisión.

RELACIONADO: Mi TV 4: ya está aquí la Smart tv más económica de Xiaomi

En palabras de la compañía, este estándar “ofrece a los consumidores una resolución más alta, un audio más realista y experiencias interactivas, diseñadas para marcar el comienzo de una nueva era en la retransmisión de televisión por antena”.

“Samsung está transformando constantemente la tecnología que ofrece a las personas, para brindarles la mejor experiencia de entretenimiento en el hogar”, explica Hyogun Lee, Executive Vice President de Visual Display Business en Samsung Electronics.

¿Y el contenido?

Sin embargo, la gran incógnita con este tipo de televisiones es si el contenido estará a la altura… La realidad es que actualmente todavía hay muy pocos vídeos en 8K. YouTube todavía no admite esta resolución (se acaba de poner al día con el 4K) y las principales plataformas de entretenimiento, como Netflix, HBO, Amazon Prime o Apple TV+ todavía no disponen de contenidos en esta resolución.

Eso sí, una de las ventajas que destacan desde Samsung es que su tecnología ATSC 3.0 mejora el “potencial para recibir y reproducir contenido en una resolución de hasta 4K, lo que garantiza que los usuarios de Samsung QLED 8K puedan reproducir retransmisiones y contenido en 4K cuando se transmiten esas señales”. Una interesante mejora, pero también una apuesta de futuro para cuando el 8K sea una realidad.