Tiros y sicarios: la claves del juicio por el asesinato del alcalde de Polop doce años después

Un jurado popular tendrá que dictaminar quién encargó aquella sonada muerte

por EFE, Tu Otro Diario /


Un jurado popular juzga desde este martes a siete personas por el asesinato a tiros del exalcalde de Polop de la Marina (Alicante) Alejandro Ponsoda (PP), cometido por varios sicarios a las puertas de su casa el 19 de octubre de 2007, cuando se encontraba en el interior de su vehículo. Su sucesor en el cargo y antes concejal de Urbanismo, Juan Cano, se sienta en el banquillo de los acusados junto a otras seis personas ante un jurado popular.  Para él y el resto de acusados la Fiscalía pide penas de 25 años de cárcel.

Juan Cano

Juan Cano a su llegada a la Audiencia Provincial de Alicante este lunes (Getty Images). 

La falta de pruebas es una de las claves que marcará este proceso sostenido en el testimonio de un testigo protegido, a quien supuestamente le habían ofrecido encargarse del asesinato, y la supuesta ambición desmedida de Juan Cano, que según la hipótesis de las acusaciones quería medrar a toda costa. 

RELACIONADO: La rocambolesca historia de los sicarios a los que pillaron por subcontratar una y otra vez un asesinato

Entre los acusados están otros tres hombres que, según la Fiscalía, participaron en la planificación del crimen en un reservado del club de alterne Mesalina, ubicado en la localidad de Finestrat: un empresario de Polop, Salvador G.; y el propietario y el gerente del club, Pedro Jesús H. y Ariel Alberto G., respectivamente.

Polop

Vecinos de Polop de la Marina cargan con el féretro del alcalde asesinado en 2007 (EFE). 

De acuerdo con el escrito de calificación del ministerio público, los cuatro se habrían conjurado para acabar con la vida de Ponsoda movidos por la "animadversión que sentían hacia él por razón de su cargo".

RELACIONADO: Más noticias sobre tribunales

Los otros seis acusados se enfrentan a las mismas penas que Cano como inductores o como autores materiales de los disparos. Además, la Fiscalía pide dos años de prisión adicionales para los tres presuntos sicarios por el delito de tenencia ilícita de armas. Las defensas niegan el relato de las acusaciones y piden su libre absolución.

Tras la elección de los miembros del jurado que tuvo lugar este lunes, la vista comienza oficlamente este martes con la lectura de los informes de las partes y el interrogatorio de los primeros acusados. Se espera que el juicio se prolongue durante 13 sesiones, hasta el próximo 30 de enero, y que declaren cerca de un centenar de testigos.