La sorprendente (y eficaz) medida tomada en Australia para salvar a los animales afectados por los incendios

Las llamas que han arrasado el país han acabado también con el hábitat de miles de animales, de modo que tienen serias dificultades para sobrevivir

por EFE /


Los devastadores incendios de Australia se han cobrado la vida de 28 personas y han devastado una superficie de más de 80.000 kilómetros cuadrados, pero también han afectado a 480 millones de animales, principalmente mamíferos, aves y reptiles. Miles de ellos han muerto y otros tienen serias dificultades para sobrevivir por carecer del alimento al que accedían en las zonas quedamas por las llamas. Por eso, el Gobierno australiano ha tomado una medida sorprendente a la par que eficaz: lanzar desde helicópteros comida a estos animales.

Australia (EFE).

Un canguro, alimentándose con zanahorias lanzadas desde helicópteros por el Gobierno australiano (EFE).

Enmarcada dentro de la llamada 'Operación Rock Wallaby', se trata de "una de las estrategias clave" que está "implementando para promover la supervivencia y la recuperación de las especies en peligro de extinción", tal y como ha informado Matt Kean, ministro de energía y medio ambiente de Nueva Gales del Sur, a través de sus redes sociales. 

RELACIONADO: Taylor, la perra que ayuda a salvar koalas entre los devastadores incendios de Australia

En la última semana, el gobierno de Nueva Gales del Sur ha desplegado helicópteros para lanzar más de dos toneladas de zanahorias y boniatos en diferentes puntos donde habita el ualabí, un marsupial endémico del sureste de Australia.

helicopteroaustralia16

Dos operarios cargan en el helicóptero sacos con las zanahorias que iban a lanzar (NSW National Parks and Wildlife Service)

"Las valoraciones iniciales de los incendios indican que el hábitat de varias poblaciones importantes de ualabíes ha sido arrasado por los recientes incendios forestales", explicaba Kean. "Los ualabíes suelen sobrevivir a los fuegos, pero se quedan abandonados y con poco alimento natural ya que el fuego destruye la vegetación en su rocoso hábitat".

RELACIONADO: Los fuegos en Australia casi suman en 3 meses las emisiones anuales del país

Además, el Gobierno de Nueva Gales del Sur está instalando cámaras para observar el consumo de la comida por parte de los animales. Desde que comenzaron el pasado mes de septiembre, los incendios en Australia han arrasado una superficie de más de 8 millones de hectáreas, equivalente a la de Irlanda  o Panamá, y han destruido más de 2.000 viviendas.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, por su parte, ha admitido que se han podido cometer errores en la gestión de los incendios forestales que arrasan el país y sobre la que ha recibido fuertes críticas: "Hay cosas que se podrían haber manejado mucho mejor sobre el terreno" ha reconocido en una entrevista con la cadena pública de televisión ABC, donde anunció además que se pondrá en marcha una investigación pública sobre la respuesta a los incendios.

Lanzan comida desde helicópteros

Ya se han lanzado cientos de kilos de comida en las zonas más afectadas por los incendios de Australia (Matt Kean)

El primer ministro ha sido muy cuestionado por irse de vacaciones sin avisar a Hawaii (EE.UU.) en plena crisis antes de Navidad y, durante sus visitas a las zonas afectadas, ha visto en primera persona el rechazo de algunos vecinos que se han negado a darle la mano e incluso le han insultado.

RELACIONADO: Así es Goyo, el bombero español que aparcó el miedo para luchar contra los devastadores incendios de Australia

En relación a sus políticas para hacer frente a los efectos de la crisis climática, Morrison dijo durante la entrevista que "el Gobierno continuará con sus esfuerzos para alcanzar los objetivos" de reducción de emisiones, sin precisar más.