El día a día de los padres de Julen cuando se cumple un año de la fatídica caída al pozo

Viven rodeados de recuerdos, pero también con ‘el silencio’ en la casa, que tan ‘raro’ les resulta ahora que él no está

por Tu Otro Diario /


Victoria García, Vicky, la madre de Julen, mira cada día fotos y vídeos de su hijo, mientras que a José Roselló, el padre, se le "parte el corazón" cada vez que pasa por un parque. Su día a día, justo un año después del trágico suceso en el que el pequeño perdió la vida tras caer a un pozo de Totalán (Málaga), sigue siendo muy difícil: "Antes vivíamos para él", explica José en una entrevista a Informativos Telecinco. Ahora, "la casa, el silencio… se me hace raro".

Victoria García y José Roselló

Victoria García y José Roselló, padres de Julen, en una imagen de archivo (Cordon Press)

El próximo lunes será el primer aniversario de la fatídica caída. Julen tan solo tenía dos años cuando fue con sus padres a pasar el día en el campo en la finca de un familiar (David Serrano, ahora imputado por homicidio imprudente por el suceso). Lo que se presentaba como una alegre jornada se tornó en tragedia. "Fuimos a un sitio al que no tendríamos que haber ido nunca", dice José.

RELACIONADO: Los padres del pequeño Julen están esperando otro hijo

"Otro duro golpe" para este joven matrimonio que ya había perdido a un hijo, el hermano mayor de Julen, cuando tenía prácticamente la misma edad. Los recuerdos de los niños y las muestras de apoyo de la gente es lo que les ayuda a seguir adelante.

Padre de Julen

José, junto a unas estanterías con varias fotos y recuerdos de Julen (Captura de pantalla de Informativos Telecinco)

Su salón se ha convertido en un altar con fotos y con decenas de regalos que les han llegado de todos los rincones de España. A eso se suman las pelotas -que al niño le encantaban y que ellos siguen guardando- y el balón que José le ha comprado a Julen esta Navidad, a pesar de que ya no esté.

Ahora les queda enfrentarse a otro difícil trance: el juicio por la muerte del pequeño. Aún no ha comenzado (lo hará en el próximo día 21), pero Vicky y José esperan "que termine lo antes posible". David Serrano, en el banquillo de los acusados, se enfrenta a una pena de tres años de prisión por un delito de homicidio por imprudencia grave.