El duro relato del hombre que rescató en Sevilla a una mujer cuyo marido intentó quemarla

El Ayuntamiento de Castilleja de la Cuesta reconocerá a Jesús Ruiz por su 'valentía y por su importante labor' tras haber arriesgado su vida al salvar a su vecina de su marido y del fuego

por Europa Press /


Jesús Ruiz, el hombre que ha rescatado a la mujer de Castilleja de la Cuesta cuya pareja habría intentado supuestamente acabar con su vida prendiendo fuego a su vivienda, ha afirmado que no pensó como actuar, sino que simplemente escuchó los gritos de su vecina pidiendo ayuda y saltó la tapia para acceder a la vivienda, donde incluso asegura que tuvo que apartar al marido que "atrancaba la puerta de la habitación incendiada para que ella no pudiera salir". La alcaldesa de Castilleja de la Cuesta, Carmen Herrera, llevará al próximo Pleno municipal, que tendrá lugar el 31 de enero , una propuesta de reconocimiento a la "valentía y a la importante actuación" por su heroicidad y por evitar una nueva mujer asesinada por la violencia de género.

sevillamujer

El detenido intentó acabar con la vida de su mujer rociándola con gasolina y prendiendo fuego a su domicilio situado en la localidad sevillana de Castilleja de la Cuesta (Europa Press)

A preguntas de los periodistas en el lugar de los hechos, Ruiz ha señalado que se encontraba en el salón de la vivienda familiar aledaña cuando se escucharon los gritos y salió corriendo "sin pensar", mientras su hermana fue a avisar a la Policía, cuyas instalaciones están cercanas al inmueble. "Fue un segundo. Alguien necesitaba ayuda e intenté sacar a esa persona de ahí", señala, tras mencionar que percibió al entrar en la vivienda olor a gasolina.

RELACIONADO: Aumentan en 43.349 las víctimas de violencia de género en el tercer trimestre

De hecho, añade que, tras saltar la valla y abrir la puerta, subió por las escaleras de la vivienda hasta la habitación incendiada, cuya puerta estaba siendo "aguantada por el marido para evitar que ella saliera de la habitación". "Le dije que qué hacía, que la iba a matar y él respondió que ella lo estaba volviendo loco y que la dejase ahí. Lo aparté y abrí la puerta de la habitación, que estaba llena de humo y se veía lo que parecía un brasero ardiendo, metí medio cuerpo, la agarré del brazo y la saqué", afirma, indicando que encontró a la mujer "muy mal", con el pelo y el chaleco "ardiendo".

Tras señalar que el hombre no forcejeó una vez que lo apartó de la puerta, pone en valor la rápida actuación de la Policía, que lo detuvo en el momento. "Me he llevado casi toda la noche sin poder dormir, nervioso. No soy consciente aún de lo ocurrido", explica Ruiz, añadiendo que el hijo de la víctima le ha llamado para trasladarle su agradecimiento por lo que ha hecho por su madre. "Me dijo que me lo agradecería toda la vida", agrega.

'ÉL SE QUEDÓ ESPERANDO'

En la misma línea, su hermana, Margarita Ruiz, ha indicado que escuchó los gritos pasadas las 16,00 horas, tras lo que avisó a su hermano y se fue a llamar a la Policía. Cuando regresó al lugar, ayudó a sacar a la mujer de la vivienda, donde permanecía el marido "en el salón, tan tranquilo, con una bolsita cogiendo papeles".

jesusruiz

Ruiz ha señalado que el marido de la víctima 'aguantaba la puerta de la vivienda' para evitar que su mujer saliera de allí con vida (Captura de pantalla de Informativos Telecinco)

Tras ello, y mientras su mujer estaba siendo atendida por profesionales sanitarios, "se quedó esperando en la esquina", hasta que fue detenido, señala Margarita Ruiz, que entiende que éste era "consciente" de todo lo ocurrido. "Somos vecinos desde hace 30 años de esta pareja que ronda los 60 años y no habíamos visto que hubieran tenido problemas jamás, ni una discusión", incide.

UN 'MONUMENTO' PARA EL 'ÁNGEL DE LA GUARDA' DE LA VÍCTIMA

El suceso ha causado sorpresa entre los vecinos, quienes, como Juan Reyes, aseguran que "no había escuchado nada" entre la pareja, más allá de "las discusiones normales", aunque Reyes indica que los conocía hace 30 años pero "hacía tiempo" que no hablaba con el marido porque "era un hombre muy raro, muy machista". Además, considera que los hermanos Ruiz se merecen "un monumento" ya que, cuando este vecino sufrió un desmayo también, fueron los primeros en acudir para ayudar.

Igualmente, Manuela, vecina de la zona, también incide en que nunca había escuchado entre ellos "ni una riña, ni una pelea, ni una discusión". "Ella era una de esas personas que no habla por no ofender y él se sentaba al sol con los vecinos. Como la mayoría de los vecinos, no nos esperábamos esto y llevamos 30 años viviendo aquí", afirma, a la par que califica al hombre que rescató a la vecina de la vivienda incendiada como un "ángel de la guarda", ya que sin su actuación "estaríamos hablando de otra cosa".