La funda de móvil con pantalla plegable: el accesorio del futuro según LG

La filtración de una patente de la marca coreana presenta una revolucionaria funda para móviles

por Ismael Marinero /


La proliferación de pantallas flexibles y plegables parece destinada a marcar los próximos años del diseño de los smartphones. Tras los problemas iniciales de Samsung con su Galaxy Fold y apuestas renovadoras como la de Motorola con su nueva versión de los Razr, en los próximos meses irán llegando al mercado propuestas de distintas marcas que se han subido al carro de la “plegabilidad”, como Huawei, que por el momento distribuye el Mate X solo en China. LG, que ya había demostrado su interés en este tipo de tecnología, acaba de filtrar una patente en la que se muestra una funda de teléfono de doble pantalla para smartphones realmente sorprendente.

LG-funda-plegable

La funda se uniría al móvil a través de un conector magnético (LG)

De acuerdo con la patente, la carcasa se despliega en una pantalla del tamaño de una tablet, a diferencia de la anterior implementación de doble pantalla de la compañía, que era del mismo tamaño que la pantalla del smartphone. Esto significa que el usuario tendría una pantalla grande y flexible conectada a su teléfono, que además le serviría después como funda.

La carcasa parece unirse al móvil gracias a un conector magnético bastante parecido a la Smart Cover del iPad, con tres clavijas que servirían para la conexión de datos. A diferencia de fundas similares, ésta envolvería casi por completo el dispositivo para acomodar la pantalla flexible de grandes dimensiones al tamaño del móvil.

RELACIONADO: Razr 2019, el móvil plegable con el que Motorola pretende modernizar el diseño de los smartphones

No es la única patente relacionada con pantallas flexibles en la que está trabajando LG. El pasado noviembre se filtraron las imágenes de un teléfono del que se puede tirar para "extender" la pantalla en lugar de doblarla, convirtiendo un smartphone de tamaño convencional en algo parecido a una tablet.

La tecnología se basa en una pantalla rodante flexible, que convertiría la parte intermedia del dispositivo en extraordinariamente delgada en "modo tablet". En "modo smartphone", el terminal sería muy estrecho, más que algunos de los modelos de aspecto 21:9 de Sony Xperia (aunque no tanto como el Project Gem de Andy Rubin). El dispositivo prácticamente no tiene marco, pero sí dos protuberancias en ambos lados de la parte posterior, presumiblemente para almacenar la pantalla enrollada, además de los demás componentes de hardware.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

También en noviembre, la compañía coreana lanzó el G8X ThinQ Dual Screen, un smartphone modular que permite añadir un segundo panel OLED de 6,4 pulgadas alojado en una cubierta envolvente. La carcasa de la pantalla dual funciona a la perfección a la hora de ejecutar diferentes aplicaciones en paralelo aunque, a diferencia de una verdadera pantalla plegable, no es la mejor solución para expandir el tamaño de una aplicación a proporciones similares a las de una tablet.

LG ya ha registrado los nombres Flex, Foldi y Dupli para sus nuevos teléfonos, lo que da pistas de que la intención de apostar por las pantallas flexibles es a largo plazo y tiene muchas posibilidades de materializarse en los próximos años. De momento, la tecnología de pantallas flexibles es cara y, a tenor de lo que sucedió con el Galaxy Fold, mejorable. Sin embargo, a la velocidad a la que se suceden las innovaciones en los dispositivos móviles, los costes disminuirán en la misma medida en que aumentará su fiabilidad.