El diésel, la compra... así suben los impuestos del coche en 2020

La cuesta de enero será especialmente inclinada para los propietarios de un coche diésel, para aquellos que tengan intención de comprar un vehículo nuevo o para los que usen peajes

por Elena S. Bartolomé /


La cuesta de enero fue bautizada así por algo. Con el inicio de 2020 hay una serie de cambios que repercuten en nuestro bolsillo. Si tenemos un coche en propiedad, tenemos que sumar las subidas de precio e impuestos del mundo del motor a las de otros servicios de nuestra vida cotidiana. En este año que acabamos de estrenar, este incremento se centra, sobre todo, en el diésel y en la famosa subida de precios que todavía no se ha podido aprobar. Pero hay más. Si os vais a comprar un coche nuevo en 2020, será más caro. Si tenéis que pasar por un peaje, pagaréis más. Eso sí, si tenéis un coche eléctrico, cargarlo será algo más barato. Así es la subida de impuestos del coche en este nuevo año.

Impuestos

Comprar un coche será más caro por la nueva normativa de emisiones (Gtres).


El precio del coche

Comprar un coche nuevo será más caro en 2020. La razón tenemos que buscarla en la nueva normativa de emisiones contaminantes de la Unión Europea (UE). Esta medida, cada vez más exigente, establece que la media de emisiones de los vehículos que se vendan en territorio europeo no podrá superar los 95 g/km de dióxido de carbono (CO2)… y, actualmente, la media ronda los 120 g/km. ¿Qué pasa si se incumple esta norma? Habrá cuantiosas multas que afectarán al precio del coche.

Un impuesto para el diésel

La siguiente subida la encontramos en el combustible y, más concretamente, en el diésel. Las previsiones apuntan a que el precio del barril de crudo bajará levemente de los 67 dólares actuales, pero esto no tendrá ningún impacto sobre la famosa tasa de fiscalidad verde. El objetivo del impuesto a los carburantes es nivelar progresivamente el precio del diésel con el de la gasolina para reducir la contaminación. Por lo tanto, se espera que en 2020 el precio del gasóleo suba más que el de la gasolina. No en vano, el plan es aplicar un tributo que generará un incremento de 3,8 céntimos de euro por litro de diésel.

impuestos2

Hay un impuesto relacionado con los coches que sí baja, el de la luz (Gtres).


Luz para los eléctricos

Los que están de suerte son los propietarios de coches eléctricos ya que el impuesto de la luz puede bajar hasta un 2% en 2020. Para ello, tendrá que aprobarse la propuesta de peajes de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Además, habrá un nuevo sistema para fijar los precios que estará basado en la hora del consumo y que afectará a aquellos que tengan tarifa regulada o PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor). Estos serán los tramos:

  • Barato: de 12 de la noche a 8 de la mañana.
  • Caro: de 10 de la mañana a 2 de la tarde y de 6 de la tarde a 8 de la noche, fin de semana y festivos. Será un 50% más caro que el barato.
  • Intermedio: el resto de horas. Será un 20% más caro que el barato. 

Los peajes serán más caros

Acabamos con algo que ya os hemos explicado en otra ocasión, circular por las autopistas españolas será más caro en 2020. Aunque la subida es menor que la de los dos últimos años, existe y es del 0,84% desde el 1 de enero. Este incremento se aplicará en todos los peajes que dependen de la Administración General del Estado, pero, evidentemente, no en las autopistas rescatadas que gestiona el Ministerio de Fomento.