Los médicos alertan del riesgo de asfixia en niños y mayores con uvas, polvorones y frutos secos

Advierten que este tipo de alimentos no deberían ser ingeridos por niños menores de 5 años y personas que superen los 65 por posible obstrucción en las vías respiratorias

por Europa Press /


La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) advierte de que las uvas son uno de los alimentos con mayor riesgo de atragantamiento o asfixia, junto con los frutos secos y los polvorones, por lo que deben evitar comerlas los niños menores de cinco años y los mayores de 65.

uvas-fin-año

El riesgo de asfixia en personas mayores de 65 años por uvas es siete veces mayor que en niños de 1 a 4 años (Gtres)

"La costumbre española de dar la bienvenida al Año Nuevo con las uvas al son de las campanadas puede ser bastante peligrosa. Las uvas, por su tamaño y su piel resbaladiza, pueden propiciar que se traguen sin masticar y generen un taponamiento de las vías aéreas, impidiendo al niño respirar", recuerda la SEORL-CCC.

RELACIONADO: Este es el mejor roscón de Reyes con nata según la OCU

También deben tener cuidado los mayores de 65 años y quienes sufren disfagia, un trastorno de la deglución que consiste en la dificultad para masticar o tragar y que afecta a más de dos millones de españoles. La incidencia de asfixia en personas mayores de 65 años es siete veces mayor que en niños de 1 a 4 años, según una revisión publicada en la revista 'Geriatrics'. En cuanto a los frutos secos y los polvorones, desde la SEORL-CCC se recomienda no dar frutos secos a los menores de cinco años ya que los fragmentos duros que se desprenden al morderlos pueden obstruir las vías respiratorias.